El ministro de Economía, Luis de Guindos
El ministro de Economía, Luis de Guindos - REUTERS

El Gobierno aprueba el decreto exprés para agilizar la salida de las empresas de Cataluña

Los trámites podrán ser más rápidos y, solo si existe una declaración expresa en contra por parte de los estatutos, será el consejo de administración el competente para aprobar un cambio de sede

MADRIDActualizado:

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un real decreto ley por el que las empresas podrán cambiar su domicilio social sin necesidad de contar con el visto bueno de la junta de accionistas,. Esta nueva legislación facilitará la salida de Cataluña de las empresas que así lo decidan.

Los trámites podrán ser más rápidos y, s olo si existe una declaración expresa en contra, por parte de los estatutos de la sociedad, será el consejo de administración el competente para aprobar el cambio de sede social.

Esta agilización llega en un momento en que numerosas empresas con sede en Cataluña han decidido o se están planteando cambiar su domicilio ante la deriva secesionista y la situación de inestabilidad.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha confirmado que esta medida responde a la «petición» de «una serie de instancias empresariales», según su Ministerio «ante las dificultades surgidas para el normal desarrollo de su actividad en una parte del territorio nacional», en clara referencia a Cataluña.

Además, Economía justifica la «extraordinaria y urgente necesidad» de la medida para garantizar el principio de libertad de empresa y la prohibición de adoptar medidas que obstaculicen la libertad de establecimiento de los operadores económicos.

«La decisión sigue siendo de la empresa», ha insistido el ministro, que ha añadido que esta modificación normativa ha sido «comentada» con otros grupos parlamentarios, en particular PSOE y Ciudadanos.

Pacto con PSOE y Ciudadanos

Tras la petición de Caixabank, Luis de Guindos, pactó con con PSOE y Ciudadanos este decreto exprés, tal y como publica ABC este viernes. Como resultado de este diálogo del Gobierno con dos de los partidos de la oposición, el Consejo de Ministros ha sacado adelante este decreto ley.

Ya en 2015, a petición de las empresas, entre ellas el Sabadell, se aprobó una reforma de la Ley de Sociedades de Capital en la que se establecía que una compañía podría decicir el cambio de sede social dentro del territorio nacional con la aprobación de sus consejeros sin someter la votación a la junta de accionistas. No obstante, la ley mantiene la salvedad de que los estatutos de la sociedad han de permitir el traslado. Este inciso desaparece con el nuevo decreto.

Banco Sabadell, que no recoge el paso por la junta en sus estatutos, acordó este jueves cambiar su domicilio a Alicante y la normativa de hoy podría facilitar una decisión similar a CaixaBank, cuyo consejo se reúne para abordar este mismo motivo y que sí cuenta con la aprobación previa de la junta en sus estatutos.