Jacques-Antoine Granjon, cofundador y presidente de Veepee
Jacques-Antoine Granjon, cofundador y presidente de Veepee - ABC

El gigante de la «venta flash» en Europa cambia de nombre

El grupo de origen francés Vente-Privee reúne sus seis marcas bajo el nombre Veepee

MadridActualizado:

Ha sido una decisión muy premeditada en la que por detrás están dos años de trabajo y reflexión de todo el grupo Vente-Privee (líder europeo de venta flash) para integrar sus seis marcas bajo el nombre Veepee. «Es muy difícil desarrollar un grupo cuando tienes diferentes marcas. Era importante unificar todas en una sola», explica en una entrevista a ABC el cofundador y presidente de Vente Privee Group, Jacques-Antoine Granjon. En los últimos años «hemos comprado todas las sociedades que eran líderes y rentables en nuestro sector», añade el directivo. Vente-exclusive en Benelux, Privalia en España, Italia, Brasil y México, Eboutic.ch en Suiza, Designers & Friends en Dinamarca y ZloteWyprzedaze en Polonia forman parte de este grupo de origen francés que en el 2018 alcanzó una facturación de 3.700 millones de euros, un 12% más que el año anterior. Opera en un total de 14 países y por primera vez el grupo logró el 50% de los resultados fuera de Francia.

Por detrás de esta decisión está el objetivo de ganar una identidad y personalidad más fuerte sin dejar de ofrecer las mejores marcas a los mejores precios a sus más de 72 millones de clientes mundiales. Esta integración será gradual y se prevé que finalice en la primavera del 2020. «El verdadero desafío de esta unificación de marcas es tecnológico, lograr que todas las plataformas sean una y eso se hará poco a poco», advierte el presidente de Veepee. Privalia, por ejemplo, cuenta con una plataforma diferente en cada una de los cuatro países en los que opera. Pero está convencido de que el nuevo nombre «va a ser el fuelle para la comunidad europea». Se ha buscado un nombre más internacional, «que sea más fácil de pronunciar para todos los europeos», añade.

El comprador de Privalia

En 2016 Vente-Privee adquirió la española Privalia (nacida en 2006 en Barcelona) en una operación que se valoró en 470 millones de euros y con la que se buscaba consolidar su posición en Europa. España ya representa el 11% de la facturación total del grupo, y el año pasado el mercado nacional creció un 16% respecto al último ejercicio. Vendiendo un total de 12,5 millones de productos al año, con una media de 13.700 pedidos diarios realizados y lanzando 7.900 campañas de ventas con más de 1.700 marcas colaboradoras, el grupo tiene 10,7 millones de clientes en toda España. En nuestro país da trabajo a 900 personas y la plantilla total asciende a 6.000 trabajadores.

«Las cifras en España son muy buenas. Hay una gran calidad del servicio», reconoce Jacques-Antoine Granjon. En el municipio de Santa Oliva (Tarragona) tienen además un centro logístico desde el que distribuyen a todo el sur de Europa. La innovación y tecnología es clave es este área y ahora están apostando por el «dropship», un sistema de gestión logístico que permite poner a la venta productos que están en disposición del mayorista.

En su apuesta firme por la innovación y la tecnología la compañía ha decidido reforzar su grupo de 800 trabajadores de tecnología con 250 nuevos talentos de la rama de las tecnologías de la información y tiene previsto invertir 100 millones de euros para seguir desarrollando la innovación abierta. «Hemos visto que pasa por todo el mundo, es importante abrir bien los ojos para conocer nuevas experiencias», recuerda el fundador.

Diversificación

En los últimos años el grupo ha diversificado su negocio aunque «todo gira en torno a la moda», asegura Granjon. «Somos muy fuertes en la venta de entradas de espectáculos, en viajes...pero la moda es lo más fuerte», añade. Operan en viajes desde 2011 y el año pasado lograron una facturación de 300 millones de euros. En el ocio operan y gestionan cuatro teatros, así como la venta de las entradas, y facturaron 220 millones de euros en 2018. En vino, las ventas alcanzaron los 60 millones de euros y ya son el principal vendedor de vinos por internet de Francia. A pesar de esta diversificación, la moda representa el 60% de la facturación total del grupo.

Por el momento descartan nuevas adquisiciones. «Nos vamos a concentrar en consolidar esta nueva estrategia y reforzar nuestra posición en Europa», deja claro el presidente del grupo. Comienza así una nueva etapa con la que se quiere mejorar unas cifras cuanto menos envidiables para muchos negocios de su sector: 120 millones de productos vendidos, 116.000 paquetes diarios, 4,5 millones de visitantes individuales cada día y 54.000 ventas impulsadas por eventos en colaboración con 7.000 marcas.