El gigante europeo de infraestructuras se ha fraguado en España en sólo 3 años

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El grupo de infraestructuras de comunicaciones Abertis se constituyó hace sólo tres años a partir de la fusión de las concesionarias de autopistas Acesa y Áurea y de la opa sobre Iberpistas. Antes, se había incorporado el negocio de aparcamientos de Saba y el

de telecomunicaciones a través de Tradia, además de contar con participaciones en la gestora de autopistas portuguesa Brisa y en Autostrade. La adquisición de Retevisión se produjo en 2003, un año antes de irrumpir en el negocio de la gestión aeroportuaria con la compra de la británica TBI. Hace unos días culminó la compra de la red de autopistas francesas de Sanef, de 1.771 kilómetros, una operación que eleva notablemente el flujo de caja procedente de los peajes para financiar la expansión.