El vicepresidente y conseller de Economía de Cataluña, Pere Aragonès
El vicepresidente y conseller de Economía de Cataluña, Pere Aragonès - EFE

La Generalitat quiere crear un salario mínimo interprofesional en Cataluña

El vicepresidente y conseller de Economía, Pere Aragonès, ha reconocido que el Gobierno catalán no tiene competencias para implantar esta figura por ley, pero que podría hacerlo mediante acuerdos con patronales y sindicatos

BarcelonaActualizado:

La Generalitat quiere crear un salario mínimo interprofesional en Cataluña, según ha avanzado este jueves el vicepresidente y conseller de Economía, Pere Aragonès.

Durante la presentación del informe anual de la economía catalana, el conseller ha dicho que en tres meses espera presentar un estudio en el que se concrete cuál sería este salario mínimo y qué impacto económico y social tendría.

Aunque ha reconocido que el gobierno catalán no tiene competencias para crear esta figura por ley, ha afirmado que se podría hacer por la vía de la concertación social, llegando a acuerdos con patronales y sindicatos.

Aragonès ha considerado que el salario mínimo interprofesional del Estado, situado en 900 euros, es insuficiente, por lo que ha propuesto crear un salario mínimo de referencia «más elevado» para Cataluña, mediante la concertación y la negociación colectiva.

Sin competencias

El número dos de la Generalitat ha descartado que esta nueva figura afectara a la competitividad de la economía ni de las empresas y para su puesta en marcha se necesitaría la implicación de «todos».

En las próximas semanas, el gobierno catalán pondrá en marcha los instrumentos para hacer la estimación de este salario mínimo de referencia y su repercusión, con el fin de poder presentarlo dentro de unos tres meses, utilizando el Consejo de Relaciones Laborales de Cataluña, donde están también los agentes sociales.

Aragonès ha reconocido que la Generalitat no puede crear este salario de referencia «desde un punto de vista competencial», pero puede hacerlo, como «tantas veces» ha hecho, ha precisado, en base al «consenso social».

Como ejemplo, ha explicado que cuando Cataluña no tenía el sistema público de salud, llegaron las mutualidades, o cuando no tenía una «política económica de impulso por parte del Estado» se crearon las cooperativas para ayudar a las exportaciones. Aragonès ha dicho que la Generalitat quiere incidir sobre el sector privado para alcanzar un objetivo de interés publico.