Imagen de archivo del ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa
Imagen de archivo del ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa - Óscar del Pozo

Los gastos de Blesa con su tarjeta «black»: viajes, restaurantes de lujo y buenos vinos por Navidad

El exbanquero gastó más de 436.000 euros con el sistema de «retribuciones» del que participó

Fue el cuarto directivo que más cargos, desde vinos a artículos deportivos, pagó con su tarjeta

ABC.es
MadridActualizado:

Atosigado por el caso de las preferentes y de las tarjetas «black», Miguel Blesa pasó los últimos años de su vida entre el juzgado y la cárcel. El exdirector de Caja Madrid, hallado muerto esta mañana con un disparo en el pecho, será recordado entre otras cosas por el sistema de «retribuciones» opacas que imperó durante su mandato.

Todo comenzó en octubre de 2014, cuando una investigación aseguraba que 86 consejeros habían gastado 15,5 millones de euros de la empresa de forma indebida. De todos los directivos acusados, Miguel Blesa fue el cuarto que más dinero gastó con su tarjeta «black», unos 436.000 euros. El expresidente de Caja Madrid ya devolvió dicha cantidad, con la que costeó toda clase de gastos.

Miguel Blesa «tiró» de su tarjeta «black» para pagar viajes (adquiridos en El Corte Inglés), facturas de restaurantes y algún que otro detalle más «frívolo» y alejado del típico gasto de representación.

Sobre todo viajes

De los más de 1.600 cargos que financió con su tarjeta, el más cuantioso fue un viaje de 13.148 euros adquirido el 20 de julio del año 2006, cuando la crisis aún no era visible para la mayoría. De hecho, sus cinco gastos principales fueron viajes adquiridos en El Corte inglés, donde dejó facturas de 46.000 euros entre los años 2006 y 2010.

Blesa pagó con la «black» unos 17.000 euros en vino, gasto que aumentaba sobre todo en diciembre

Otro de sus gastos favoritos, según los apuntes incluidos en la documentación, fueron vinos adquiridos en el establecimiento Lavinia España Selección. Coincidiendo con la Navidad (la mayoría de estos pagos se producen en diciembre) y otras ocasiones, Miguel Blesa gastó unos 17.000 euros. Los cargos del exbanquero entre enero de 2003 y enero de 2010 incluyen, además, incontables pagos en gasolineras, hoteles y restaurantes, entre ellos muchos de lujo como Zalacain, Horcher, El Frontón, Jockey o Bice. Uno de los más elevados es un pago de 1.005 euros efectuado en el Marbella Club Hotel en agosto de 2009. Además solía sacar dinero del cajero de 600 en 600 euros. Entre los años 2003 y 2010 sacó cerca de 85.000 euros.

Pero no todo eran gastos que pueden asociarse a la representación (hoteles, viajes, restaurantes...). En todo ese tiempo, Miguel Blesa también gastó 4.000 euros en tiendas Louis Vuitton o 4.000 en productos informáticos. De hecho, esa fue su última compra antes de dejar el cargo. También gastó dinero en flores y plantas (500 euros), en una armería (1.300 euros) y hasta en el Decathlon de Alcobendas (29,08).

Tal era la costumbre de usar estas tarjetas, que Blesa (que ganaba unos 3 millones de euros al año) pagó hasta los 26 céntimos de una llamada telefónica de una cabina con ella.