Estación de servicio en Madrid en 1999 con los precios en pesetas
Estación de servicio en Madrid en 1999 con los precios en pesetas - ABC

La gasolina ha subido un 107% de media en los últimos veinte años

En octubre de 1998 el Gobierno suprimió la fijación de los precios máximos de este carburante, que pasó a ser decisión de las petroleras

MadridActualizado:

En estos días se han cumplido veinte años desde que el precio de las gasolinas se liberalizó totalmente en nuestro país después de casi un siglo de intervencionismo estatal y de que el Gobierno dejara de fijar todos los viernes los precios máximos de este carburante. Dos años antes se había hecho lo mismo con el gasóleo.

El 10 de octubre de 1998, cuando entró en vigor esta liberalización de los precios y un día después de que le fuera concedido el premio Nobel de Literatura al escritor portugués José Saramago, el litro de gasolina sin plomo de 95 octanos costaba de media 0,655 euros y el de la desaparecida súper 0,70 euros. El precio medio de la primera es actualmente de 1,357 euros el litro, según el boletín petrolero de la UE, lo que supone un incremento del 107%.

Esto quiere decir que llenar el depósito de 50 litros de un vehículo con motor de gasolina costaba hace veinte años unos 33 euros, menos de la mitad que los 68 euros que cuesta ahora.

En ese mismo periodo, el precio medio del gasóleo de automoción se ha encarecido aún más que la gasolina, un 138%, ya que en octubre de 1988 costaba de media 0,54 euros el litro y actualmente 1,285 euros.

Desde entonces, la fijación de los precios de todos los carburantes en España es decisión exclusiva de las compañías petroleras. La presencia estatal se limita -y no es algo nimio- a los impuestos, que suponen el 52% del precio de venta al público de cada litro de gasolina y el 47% en el caso del gasóleo.

Gasolinera en Valladolid
Gasolinera en Valladolid - HERAS

Como curiosidad se puede apuntar que las primeras gasolinas que se utilizaron en nuestro país fue en 1930 y costaban 0,62 pesetas el litro. Eran de 85 octanos. En 1959 se empezó a comercializar la de 96 octanos súper y en 1985 la de 97 súper. Posteriormente salió al mercado la de 95 octanos sin plomo.

Por otra parte, en estos veinte años el número de estaciones de servicio ha crecido en nuestro país un 64%, pasando de las 7.000 que había en 1988 a las 11.500 al acabar 2017. Sin embargo, ha descendido la venta media por cada punto de venta, al bajar de los 3,1 millones en 1998 a los 2,4 millones de 2017, según datos de AOP (Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos).