Estación de servicio en Valladolid
Estación de servicio en Valladolid - HERAS

El gasóleo cuesta menos de 1 euro el litro en 28 gasolineras de 12 provincias

Los precios de los carburantes siguen bajando y se sitúan en mínimos del año

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Actualmente hay gasolineras que vuelven a vender el gasóleo por debajo de un euro el litro. En concreto, 28, repartidas por 12 provincias de la península, según ha comprobado este periódico en el geoportal del Ministerio de Transición Ecológica donde figuran los datos de las más de 11.000 estaciones de servicio que existen en el país.

Los precios oscilan entre los 0,999 euros de una gasolinera en Cantabria, otra en Palencia y una más en Soria, hasta los 0,951 euros de la situada en la avenida del Euro, en Valladolid. En este caso se trata de una cooperativa que únicamente vende el carburante a sus socios.

Navarra es, con nueve, la provincia con más estaciones de servicio donde venden el gasóleo por debajo del euro. Le siguen Madrid, con cuatro, y Teruel con tres.

Este hecho se produce porque los precios de los carburantes siguen cuesta abajo y sin frenos en España. Llevan casi dos meses descendiendo y actualmente están en mínimos del año. El precio medio de la gasolina sin plomo de 95 octanos es de 1,163 euros el litro y del gasóleo de 1,129 euros.

Si comparamos los precios actuales con los que había a comienzos de año observamos que en estos momentos la gasolina es un 6,4% más barata y el gasóleo un 1,5%. Esto supone que llenar el depósito de 50 litros de un automóvil de gasolina cuesta ahora de media 58 euros, frente a los 62 euros que costaba a principios de año. En el caso del gasóleo, el ahorro es de tan solo un euro.

Cabe recordar que estos carburantes alcanzaron sus máximos anuales el pasado 15 de octubre: 1,357 euros la gasolina y 1,285 euros el litro de gasóleo. Los precios mínimos se registraron a mediados de marzo (1,220 la gasolina y, como ahora, 1,129 euros el gasóleo).

Esta lenta pero continuada caída de los precios de los carburantes se debe sobre todo al descenso de la cotización del petróleo, que en estos momentos también se encuentra en mínimos anuales (53 dólares el barril de Brent). Desde que comenzó el año, ese barril ha bajado casi un 17%.

A los consumidores les puede llamar la atención el hecho de que mientras el crudo ha caído un 17% este año, los carburantes solo lo han hecho en un 6,4% (gasolina) y en un 1,5% (gasóleo). Es lo que se conoce popularmente como «efecto pluma y efecto cohete».

Sin embargo, la distinta velocidad con la que bajan el petróleo y los carburantes se debe a la fuerte fiscalidad que soportan ambos carburantes. Los impuestos (el Especial, autonómico y el IVA) suponen el 56% del precio de venta al público de la gasolina y el 52% del gasóleo. Esto quiere decir que el descenso del crudo solo repercute en el 44% del precio de la gasolina y en el 48% del gasóleo.