Movistar y Orange emitirán la Liga y la Champions al completo las próximas tres temporadas
Movistar y Orange emitirán la Liga y la Champions al completo las próximas tres temporadas - ABC

El fútbol recrudece la guerra entre telecos por captar y retener clientes

Movistar, con la tasa de abandono de usuarios más baja, mete más presión a Vodafone, que junto a Masmóvil soporta la peor tasa de abandonado

MADRIDActualizado:

La tradicional batalla comercial que libran los operadores de telecomunicaciones a final de cada verano por captar nuevos clientes se ha recrudecido durante esta campaña a raíz del nuevo reparto de los derechos audiovisuales del fútbol. Movistar y Orange han lanzado agresivas ofertas de televisión de pago con el reclamo de la Liga y la Champions League, competiciones que retransmitirán por completo las próximas tres temporadas, con el fin de atraer clientes de Vodafone, que ha decidido no pagar por los derechos.

Telefónica ha abonado a Mediapro 4.020 millones de euros por los derechos al completo de la Liga y la Champions League para tres años y busca ahora rentabilizar esa inversión captando clientes de sus competidores. Así, está ofreciendo gratis su paquete «premium» de «Fusión» hasta 2019. Algo similar sucede con Orange, que ha recomprado los derechos del fútbol a Telefónica y está bonificando también la suscripción de su oferta televisiva para ganar nuevos clientes.

La respuesta del grupo británico, que en cambio renunció a emitir la Champions League y «El partidazo» de la Liga al considerar inasumible el precio de los derechos y ya solo ofrecerá los otros ocho partidos de la Liga, la Segunda División y la Copa del Rey de la temporada 2018/2019, no se ha hecho esperar. En esta situación, Vodafone anunció la semana pasada que regalará su mayor oferta de televisión, «Vodafone TV Total», a aquellos cliente que tienen contratados todos los servicios de forma convergente.

La compañía dirigida en España por António Coimbra contaba al cierre de junio con 2,76 millones de usuarios de fibra óptica y 1,32 millones de abonados de televisión que ahora busca retener ante la ofensiva comercial de sus dos principales rivales.

La dirección de Orange España ya manifestó en su última presentación de resultados su confianza en el efecto arrastre del contenido futbolístico para elevar su base de clientes. Y Telefónica admitió que dará la bienvenida a aquellos clientes de otros operadores que busquen una oferta convergente que incluya todo el fútbol al ser usuarios más rentables: conllevan un mayor ingreso medio por clientes y una menor tasa de cancelación («churn»).

Rotación de clientes

Esta tasa, que indica qué porcentaje de los usuarios abandonan una compañía para irse a otra y que refleja por tanto la fidelidad de su base de clientes, repuntó a lo largo de 2017 a nivel general del sector por la elevada competencia entre las compañías, que llevó a registrar cifras muy altas de portabilidad, proceso por el que un usuario cambia de teleco. Sin embargo, desde comienzos de 2018 se ha ido rebajando. Al cierre del pasado mayo, según los últimos datos disponibles y a los que ha tenido acceso ABC, Movistar registraba la tasa de abandono más baja, del 0,89% de los clientes. Mientras, Vodafone y Masmóvil, pese a la fuerte ganancia de usuarios por parte de esta última, soportaban las tasas más altas de entre las grandes compañías, por encima del 1,46%.

En términos anualizados esos datos muestran una tendencia idéntica: mientras la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete soporta una fuga del 10,65% de los usuarios, la más baja del sector a pesar de la subida de tarifas que aplicó pero que también llevaron a cabo el resto de operadores, en Vodafone y Masmóvil aumenta hasta el 17,5%, por encima de la media de la industria (14,49%).

A pesar del coste que estas guerras comerciales suelen conllevar para las telecos por gastos administrativos de las portabilidades, posibles subvenciones de teléfonos móviles y descuentos en la factura ofrecidos, las compañías están siendo muy agresivas en su oferta de cara a la nueva temporada futbolística e inicio del nuevo curso.

Otros segmentos

Este lunes Vodafone volvió a responder lanzando, a través de su oferta para clientes jóvenes «Vodafone YU», una tarifa de fibra de 120 «megas» con bonificaciones en la plataforma audiovisual HBO y en la portabilidad del servicio móvil. Ayer mismo, Orange replicaba a Vodafone con una oferta de fibra y ADSL de 100 «megas» más teléfono fijo para alumnos de estudios superiores.

Esta batalla comercial típica de final de verano se está librando también en las marcas de bajo coste de las telecos. Después de que Telefónica lanzase en España su marca O2 con solo móvil y fibra, a medio camino entre el negocio «low cost» y el «premium» para competir con Masmóvil, esta última compañía ha duplicado gratis la velocidad de banda ancha fija a sus clientes de Pepehone. Y esta semana Amena, marca de bajo coste de Orange, ha convertido en permanente su oferta estival por la que duplicó los datos de su conexión móvil a internet.