Francia rectifica y convoca un segundo concurso de UMTS

PARÍS. ABC
Actualizado:

El Gobierno francés abrirá un nuevo plazo para la presentación de ofertas en el concurso de atribución de cuatro licencias de telefonía móvil de tercera generación (UMTS) después de que, al cerrarse ayer el plazo, sólo dos operadores, France Telecom y SFR, confirmaran su candidatura, informa Ep.

«Se analizarán las candidaturas de los dos operadores. La ART (Autoridad de Regulación de las Telecomunicaciones) se pronunciará y luego lo haremos nosotros», afirmó ayer el ministro de Economía galo, Laurent Fabius, ante la Asamblea Nacional. Fabius añadió que se aceptarán nuevas candidaturas que puedan culminar finalmente en la «concesión de cuatro autorizaciones».

La ART confirmó previamente que sólo había recibido dos candidaturas, las de France-Telecom y SFR (consorcio constituido por Cegetel y Vivendi Universal), para participar en el concurso. El regulador galo afirmó que esta escasez de candidatos no tendría consecuencias sobre el proceso, pero consideró necesaria la apertura de un nuevo plazo para recibir otras candidaturas, con el fin de fomentar la competencia.

RETRASO EN COMERCIALIZACIÓN

El presidente de la ART, Jean Michel Hubert, estimó además que tras la retirada en los últimos días de las candidaturas de Bouygues Telecom y del consorcio ST3G, constituido por el grupo francés Suez Lyonnaise des Eaux y la española Telefónica, la comercialización de la telefonía UMTS en Francia se retrasará y no se cumplirá el objetivo de comenzar a prestar servicios en enero de 2002.

El Gobierno francés decidió el pasado año atribuir antes de junio de 2001 cuatro licencias UMTS a un precio de 823.610 millones de pesetas (4.950 millones de euros) cada una, lo que sumaría unos ingresos totales de 3,2 billones de pesetas (19.800 millones de euros).

Sin embargo, las retiradas de Suez-Telefónica y Bouygues Telecom, basadas en motivos económicos, reducen por el momento a la mitad de lo previsto el importe que percibirá el Estado francés.

Telefónica y Suez Lyonnaise des Eaux decidieron retirar su candidatura el pasado día 24 de enero por el alto coste de la licencia. El consorcio ST3G está participado por Telefónica al 40 por ciento y por Suez Lyonnaise al 60 por ciento. Los grupos justificaron su decisión en que «el precio de estas licencias no refleja la situación de mercado».