Francia busca médicos en España para suplir la carencia de profesionales en su país

Madrid. Agencias
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El aumento de la media de edad de los médicos franceses y la reducción de su jornada laboral está provocando una escasez de profesionales en este país que les está llevando a buscar especialistas en España. En los últimos meses, empresas privadas galas se han puesto en contacto con varios colegios de médicos de España para ofrecer puestos de trabajo.

Según explicó el secretario general de Médicos de Catalunya, Patricio Martínez, en el sistema sanitario francés, el paciente puede elegir entre acudir a lasanidad pública o a la privada y después se reembolsan los gastos al Estado. Esta situación provoca que más de la mitad de médicos franceses trabaje por cuenta propia.

La Administración francesa se despreocupa de buscar médicos y deja esta tarea en manos de empresas privadas galas, que son las que, en ocasiones, se ponen en contacto con los colegios de médicos españoles.

Los facultativos españoles pueden recibir las ofertas a través de algunos colegios y también de los sindicatos. La Confederación Estatal de SindicatosMédicos tiene conocimiento de esta demanda "desde hace tiempo", a través de la Federación Europea de Médicos Asalariados, explicó Martínez.

Los requisitos para ir a trabajar a Francia son ser de un país de la Unión Europea, estar licenciado en Medicina y estar inscrito en el colegio de Médicos. Si se cumplen estas condiciones, el interesado debe enviar una petición al presidente del colegio de médicos de la zona donde se desee trabajar y aportar documentación personal.

En Cataluña, por ejemplo, en la web del Colegio Oficial de Médicos de Girona se pueden encontrar cuatro ofertas convocadas por el Conseil de l´Ordredes Pyrénéés-Orientales para médicos en zonas urbanas y rurales. En concreto, se piden dos neumólogos, un neurólogo y un anestesista- éste último para cubrir de manera "urgente" una plaza en una clínica rural.

El Grupo General de Santé también burís) y un ginecólogo para cubrir una vacante en la Clínica Sant Amé, en Douay (Lille).