La «City» podría mudarse a Alemania
La «City» podría mudarse a Alemania - EFE

Fráncfort pesca en el río revuelto del Brexit

Alemania esprinta en la carrera por atraer algunos de los bancos con sede en Londres

JOSÉ-PABLO JOFRÉ
BerlínActualizado:

Dublín, París y Fráncfort. En este triángulo se mueven las fichas de la fuga financiera londinense post-Brexit. Francia e Irlanda ofrecen incentivos a nivel de impuestos con mudanzas anunciadas como los 900 banqueros del Citigroup a Dublín, por lo que los alemanes han acelerado para atraer bancos del Támesis al Meno: «Fráncfort es el lugar mejor posicionado» comentó el lunes el director de finanzas del Deutsche Bank Marcus Schenck en una conferencia bancaria en Fráncfort, la Euro Finance Week. Para aprovechar esta oportunidad, Alemania debe actuar ya, advirtió el banquero alemán.

«El Brexit abre nuevas oportunidades para los bancos del espacio europeo» ha comentado el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCI), Vítor Constâncio. El ministerio federal de Finanzas cuenta con que bancos y empresas que están saliendo de Londres se instalen pronto en Alemania: «Cada vez recibimos más consultas sobre este tema», ha dicho el portavoz de Finanzas Thomas Steffen: «Nuestro pronóstico es que a partir de la primavera de 2017 vamos a comenzar a ver decisiones concretas de reubicación» enfatizando que no se trata de un castigo a los británicos sino de «prevenir un efecto dominó entre los 27 Estados restantes de la Unión Europea (UE)».

El ministro presidente del Estado de Hesse -Fráncfort se encuentra en este land-, el democristiano (CDU) Volker Bouffier, es uno de los más entusiastas. Esta misma semana en Nueva York ha promovido la ciudad más poblada de su Estado como el lugar ideal para los bancos en fuga desde Londres. A pesar que la competencia de Dublín y París es dura, «estamos bien en la carrera» ha comentado Bouffier advirtiendo que aún no existe claridad cuando concretamente saldrá el Reino Unido de la UE y como será la relación posterior. Bouffier incluye otras dos ciudades en la competencia: Milán y Amsterdam.

También la EBA

El Gobierno alemán, por su parte, quiere traer la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) -que actualmente se encuentra en Londres- hacia Fráncfort, lo que junto a uno de los aeropuertos más grandes de Europa y a la sede del Banco Central Europeo transforman a la ciudad a orillas del Meno en la opción más interesante para bancos y empresas financieras. El jefe de la EBA Andrea Enria ha comentado en la Euro Finance Week que es necesario aclarar lo más pronto posible dónde se ubicaran los 160 funcionaros de su agencia sin aclarar sus preferencias.

Algunas fuentes han asegurado a Reuters que Goldman Sachs está considerando también trasladar personal y operaciones de Londres a Fráncfort en aras de asegurarse el acceso al mercado europeo cuando Reino Unido abandone la UE.

Y no sólo los bancos: LG -la surcoreana de electrónica, móviles y petroquímicos- se encuentra instalando en Fráncfort su sede para Europa que actualmente tiene en Londres, en su nueva ciudad tiene también su sede su competencia, la surcoreana Samsung y las empresas de coches del mismo país Hyundai y Kia. La próxima primavera debiera estar cerrada la importante mudanza desde Londres: LG tiene cuatro mil empleados en Europa (de los cuarenta mil que tiene fuera del Corea del Sur). Alemania tiene un gran valor estratégico ha comentado el vicepresidente de LG Oliver Grohmann quien ha destacado de este país especialmente las infraestructuras, el mercado de consumo y las posibilidades de crecimiento.

Lo cierto es qeue el pastel post Brerxit es goloso: tres de cada cuatro compañías asentadas en Reino Unido con ventas entre 125 millones y 1.250 millones de dólares están considerando trasladarse al contienente europeo, según un reciente estudio de KPMG.