El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez - EFE

El Fisco recaudó 14.883 millones en 2016 por lucha contra el fraude, su segundo mayor dato histórico

La Agencia Tributaria redujo la deuda pendiente de cobro un 7% en más de 3.400 millones hasta los 45.849 millones

MADRIDActualizado:

La Agencia Tributaria consiguió reducir la deuda pendiente de cobro en 2016 y además recaudó 14.883 millones de euros por lucha contra el fraude. Si bien no alcanzan los 15.664 millones de 2015 –suponen un 5% menos– estas cifras incluían 2.700 millones de ingresos extraordinarios que no se repiten en el tiempo. Por ello, si se descuentan estos expedientes singulares, superan en 1.928 millones los resultados de 2015, desgrana el Fisco. Por ello, a su entender cumplen con el compromiso del Gobierno a Bruselas de recaudar mil millones más en lucha contra el fraude en 2016, incluido en el Programa de Estabilidad. Como fuere, los 14.883 millones son el segundo mejor dato de la serie histórica de la Agencia Tributaria. “Son unos resultados muy positivos“, sentenció en rueda de prensa el director de la Aeat, Santiago Menéndez.

El groso de la recaudación, los ingresos directos por actuaciones de control, sufre una reducción del 1,6% frente a 2015 hasta los 9.533 millones de euros. Una bajada que la Aeat achaca a que un año antes subieron un 11%, por lo que era difícil superar el dato. Las devoluciones suben un 73,57% al descontar los resultados extraordinarios de 2015. Estos «expedientes singulares» fueron por devoluciones o bonificaciones anotadas erróneamente por grandes empresas y contribuyentes, por lo que si se incluyen caen las devoluciones un 12%. En cuanto al tercer caudal de recaudación, los ingresos inducidos, suben un 6% a 504 millones.

Más actuaciones

Las actuaciones de comprobación e investigación reflejan este mayor esfuerzo y subieron un 0,7% hasta las 108.338. Aumentan los peinados o visitas presenciales a 24.491 actuaciones de las que destacan las referidas al control de alquileres opacos. El Fisco desplegó 8.160 visitas a pisos que sospechaban eran fraudulentos, un 49% más. Además, Hacienda envió 21.500 mensajes en el borrador de la Renta de 2015 –que se presentó en 2016–a contribuyentes que sospechaban no incluían las rentas percibidas por alquileres no declarados. El Fisco había conseguido esta información por anuncios «online» de alquiler.

El otro pilar que reforzó con mayor celo la Agencia Tributaria fue el control sobre la economía digital. Las Unidades de Auditoría Informática (UAI) desplegaron 2.021 actuaciones, un 24% más que en 2015. Esta unidades centran el control en la detección del software de doble uso, con operaciones como las que se realizaron contra locales nocturnos o Mercamadrid y Mercabarna.

Mayor reducción de deuda

Otro dato a reseñar es la reducción de deuda pendiente de cobro, que se recortó un 6,9% hasta los 45.849 millones, más de 3.400 millones menos que en 2016. Este descenso es el mayor registrada en un año en la serie histórica que arranca en 1995.

Durante la crisis, se multiplicaron los impagos al Fisco y la deuda se duplicó de los 26.652 millones de 2007 a los 50.715 de 2013. El Ministerio de Hacienda fijó como objetivo reducir esta deuda. Ya en 2015 se produjo el primer descenso al bajar a 49.272 millones en 2015. En esta línea, Hacienda endureció a finales de 2016 los aplazamientos concedidos por el Fisco para tratar de reducir el importe adeudado.

La deuda se divide entre la que está en periodo voluntario y ejecutivo. En el primer capítulo, la Agencia ha reducido la deuda un 5,82% hasta los 19.760 millones. En periodo ejecutivo es donde mas ha bajado, al reducirse un 7,78% a los 26.089 millones, una reducción de 2.200 millones. Menéndez ha achacado estos resultados a las investigaciones de los funcionarios de la agencia más que a los cambios normativos. Durante el año pasado se efectuaron 26.145 investigaciones de movimientos financieros para destapar insolvencias ficticias, un 16,3% más que en 2015.