Fischler presenta hoy un plan restrictivo para reconvertir la flota europea que faenaba en los caladeros deMarruecos

BRUSELAS. Amadeu Altafaj, corresponsal
Actualizado:

El comisario europeo de Agricultura y Pesca, Franz Fischler, presentará hoy un severo plan de reconversión de la flota europea que faenaba en los caladeros de Marruecos hasta noviembre de 1999, unos 400 barcos españoles y otros 70 portugueses. Los cerca de 33.300 millones de pesetas adicionales que prevé son considerados insuficientes por el sector, aunque todo dependerá del destino que se dé a cada barco, de los acuerdos con países terceros que se negocian o lo van a ser en breve con Mauritania, Senegal, Argelia o Túnez y la modernización de la flota.

El plan elaborado por los servicios de Fischler queda lejos de los 50.000 millones de pesetas que reclamó España, además de la reorientación de los fondos estructurales para la pesca que corresponden a nuestro país (40.000 millones), pero «la congelación del presupuesto comunitario y la factura de una crisis como la de las vacas locas o la fiebre aftosa no dan para mucho más», comentaron a ABC fuentes comunitarias.

El plan de reestructuración, sin embargo, se presentará como «evolutivo», lo que permitirá a los armadores ajustarse a la situación que más les convenga desde el punto de vista económico, ya sea el desguace (sobre todo previsto para la flota artesanal), el cambio a otras pesquerías y países terceros o la puesta en marcha de sociedades mixtas.

Fischler y su colega de Asuntos Sociales, Anna Diamantopoulou, han previsto también que las ayudas del Fondo Social Europeo (FSE) se concentren en las «comarcas más dependientes», como los puertos de Arrecife (Lanzarote) y las comarcas de Morrazo, La Guardia y Ribeira (Galicia) y Barbate (Cádiz) y sirvan, en particular, para promover la diversificación económica. El Consejo de Ministros de Pesca de la UE se pronunciará en octubre sobre el plan, que requerirá asimismo el aval del Parlamento Europeo y podría aplicarse a principios del año próximo. Durante todo este tiempo, se mantendrán las ayudas comunitarias a pescadores y armadores.

BRUSELAS RECLAMA 3.926 MILLONES

Por otra parte la Comisión Europea reclama a España 3.926 millones de pesetas por el «deficiente sistema de control en el sector de primas animales en el marco de su procedimiento de auditoría de los gastos agrícolas». Los servicios de Franz Fischler reclaman al conjunto de los Quince un total de 23.776 millones en gastos agrícolas, al considerar que «ha sido malgastado debido a procedimientos inadecuados de control o incumplimientos con las normas comunitarias sobre gastos agrícolas».