Cuatro de las cinco marcas más valiosas son tecnológicas - FOTOLIA

Estas son las marcas más «poderosas» del mundo

La clasificación de Brand Finance's Global 500 ha situado a Zara y Banco Santander entre las cien marcas más valiosas

MadridActualizado:

La clasificación de Brand Finance's Global 500, que se elabora a partir de factores económicos y empresariales, ha situado a Zara y Banco Santander entre las cien marcas más valiosas del mundo. Pero esta no es la única conclusión del «ranking». Y es que tanto la lista de las marcas más valiosas como la de las más poderosas han sufrido importantes cambios en el estudio de este año en comparación con el de 2016.

En la primera, Google ha desbancado a Apple. La primera registró una progresión del 24% en 2016, mientras que la empresa creada por Steve Jobs descendió de 145.900 millones de dólares (136.300 millones de euros) a 107.000 millones (100.000 millones de euros). Google recupera de esta forma la posición que había alcanzado por última vez en 2011 y evidencia de paso la crisis de confianza del fabricante del iphone.

Cuatro de las cinco primeras posiciones de esta lista están ocupadas por compañías tecnológicas. AT&T, del sector de las telecomunicaciones, se cuela en este selecto club. Destaca el crecimiento de Amazon, que con 98.881 millones ha mejorado un 53% su valor respecto a 2016 y se ha colocado en tercera posición del Brand Finance's Global.

La lista de las marcas más poderosas llama incluso más la atención. No es ninguna tecnológica la que encabeza este ránking, ni siquiera una empresa financiera. Es Lego quien recupera la primera plaza de años anteriores y con una puntuación de 92,7 puntos se coloca en primera posición. Tras ella, Google, Nike, Ferrari y Visa completan el «top 5».

¿Cómo es posible que Lego sea la marca más «poderosa» del mundo? Por la cantidad de licencias y acuerdos con poderosos partners que posee, que le permite fabricar colecciones sumamente rentables. Así, líneas como Lego Star Wars (Guerra de las Galaxias), Lego Harry Potter o Lego Batman han hecho posible que la marca danesa lidere esta clasificación en solitario.

«A principios de los años 2000, Lego estaba en la bancarrota. Poseía una amplia gama de productos y problemas con el control de existencias. La espiral descendente fue detenida tras el nombramiento de Jørgen Vig Knudstorp, que aseguró que todos los productos eran compatibles con una base común. Esta técnica ayudó a revertir la marca y mejorar su valor. Desde entonces se ha producido una década de comercialización y financiación exitosa que ha transformado la fortuna de Lego», explica el Brand Finance's Global 500.