El absentismo laboral en España
El absentismo laboral en España - ABC

De mayor a menor, las regiones que lideran el ranking de absentismo laboral en España

Hay cuatro comunidades autónomas que presentan una pérdida de más de 100 horas anuales por asalariado: País Vasco, Navarra, Asturias y Castilla y León

MadridActualizado:

Los datos de absentismo laboral en España registraron durante 2018 su máximo histórico. En el conjunto nacional, la tasa de absentismo llegó al 5,3% (una décima por encima del dato de 2009, el más alto alcanzado hasta el momento). Esto se traduce en que 753.000 asalariados no acudieron ni un solo día del año a su puesto de trabajo, lo que supone un incremento de 52.000 personas respecto al curso anterior, según se desprende del VIII Informe Adecco sobre absentismo.

Las ausencias de los empleados en su puesto de trabajo reflejaron importantes diferencias entre las distintas regiones de nuestro país. Mientras que en cuatro comunidades autónomas (País Vasco, Navarra, Asturias y Castilla y León) hubo una pérdida de más de 100 horas anuales por asalariado –lo que equivale a la pérdida de 12 jornadas y media de ocho horas diarias–, solo dos territorios (Baleares y Andalucía) pueden presumir de haber perdido menos de 70 horas al año por cada empleado.

País Vasco es la comunidad autónoma donde se contabilizaron un mayor número de horas no trabajadas anualmente por asalariado. La cifra ascendió hasta las 125,5 horas, un dato que está muy por encima de la media de España (87) y que casi triplica la de Baleares (43,6), la región con menos absentismo.

De esta forma, la comunidad autónoma vasca encabeza el ranking, seguida de Navarra (112), Asturias (103,1) y Castilla y León (101,8). En el lado opuesto, se encuentran Baleares (43,6), Andalucía (62,1), Castilla-La Mancha (71) y Extremadura (73,6). Una situación que no es novedosa, pues desde 2003 País Vasco lidera la clasificación y solo en 2012 cedió el primer puesto.

Menor jornada anual, más horas perdidas

En el caso de País Vasco, lo paradójico es que se trata de una de las comunidades autónomas con menos horas pactadas efectivas en cómputo anual (1.599), solo por encima de Andalucía (1.591) y Extremadura (1.568) y, sin embargo, es en la que más horas de trabajo se pierden. No ocurre lo mismo en Andalucía y Extremadura, que se cuentan entre las regiones donde se pierden menos horas anuales por asalariado.

La media nacional está en 1.630 horas, siendo Cataluña (1.635) y Asturias (1.636) las que más aproximan a esta cifra.

En cuanto a los motivos que están detrás de las ausencias, el 31,9% de las empresas consultadas consideran que tienen «mucha» o «máxima incidencia» las bajas por enfermedad común o accidente no laboral. El 8,1% de las compañías encuestadas señala como razón los problemas leves de salud que no justifican una baja médica.