España será el «campeón mundial» de las autopistas con la fusión Abertis-Autostrade

Florentino Pérez, presidente de ACS y máximo accionista de Abertis, entra en la dirección de la nueva compañía de infraestructuras como vicepresidente

Actualizado:

BARCELONA. Los consejos de administración de Abertis y Autostrade aprobaron ayer de forma simultánea, en Barcelona y Roma, el proyecto de fusión de ambas compañías mediante el canje de una acción del gigante resultante por cada título de las sociedades que lo integran.

El acuerdo será comunicado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y al regulador italiano CONSOB y será efectivo a finales de este mismo año si así lo autoriza Competencia Europea. Para lograr la fusión de igual a igual, los accionistas de la sociedad italiana recibirán previamente de Autostrade un dividendo extraordinario de 3,75 euros (unos 2.000 millones de euros), con objeto de equiparar la base accionarial de ambas compañías.

Valor de 48.000 millones de euros

El valor de mercado de la nueva Abertis, que así es como se llamará la «campeona» mundial de autopistas, sobrepasará los 48.000 millones de euros, resultado de sumar la cotización bursátil de la compañía española e italiana, que se eleva a los 25.000 millones de euros, más la deuda neta, que asciende a otros 24.000 millones. Con 20.000 empleados, gestionará un total de 6.740 kilómetros de autopistas distribuidos en 16 países.

A pesar de que la familia Bennetton será el accionista individual mayoritario de la nueva Abertis, el control de la «campeona» europea de las infraestructuras y líder mundial en concesiones de autopistas estará en manos españolas, como resultado de la suma de las participaciones de ACS y La Caixa, con el 12,5% y 11,7% del capital, respectivamente, más el 2,9% de Caixa Catalunya y otro 2,8% de Sitreba, sociedad integrada por Banco de Valencia, Cam y Unicaja.

El 24,9% de la nueva compañía estará en manos de la sociedad Schemaventotto, que ahora controla el 52% de Autostrade y en la que Abertis tiene el 13,3%, participación ésta última que pasará a integrar la autocartera del nuevo grupo resultante de la fusión, que mantendrá el 44% de su capital flotante en los mercados bursátiles de Madrid y Milán. El 60% de Schemaventotto lo obstente la familia Bennetton, el 13% la Caja de Ahorros de Torino, el 6,7% Unicrédito y otro 6,7% Generali.

El gobierno corporativo de la nueva sociedad estará integrado por 23 consejeros, once nombrados a propuesta de la actual Abertis y otros once de Autostrade, además del consejero delegado y máximo ejecutivo, que ha sido consensuado y será Salvador Alemany, actual primer ejecutivo de Abertis y consejero de Autostrade.

Florentino Pérez entra en escena

La sociedad resultante tendrá una presidencia bicéfala y la compartirán Isidre Fainé, actual presidente de Abertis y director general de La Caixa (24% de Abertis), y Gian Maria Gros-Pietro, presidente de Autostrade. También la vicepresidencia la compartirán Florentino Pérez, presidente de ACS (máximo accionista de Abertis, con casi el 25%) y el actual consejero delegado de la concesionaria italiana, Vito Alfonso Gamberale.

La sede de la compañía resultante estará en Barcelona, aunque se mantendrá la operativa de Roma para Autostrade, que conservará la marca en Italia, siguiendo la política de Abertis de conservar la identificación de las enseñas comerciales con los territorios donde opera, con otras sedes en París, Madrid y Londres.

Autostrade es la primera concesionaria de autopistas europea por número de kilómetros gestionados, unos 3.408. Su fusión con Abertis da a lugar a la primera del mundo, por delante de la australiana MacQuarie, con un total de 6.713 kilómetros de autopistas gestionados, resultado de sumar a las autopistas italianas las concesiones españolas y los 1.771 kilómetros franceses de la recientemente adquirida Sanef.

Abertis también aborda esta operación después de adquirir el gestor británico de aeropuertos TBI, con lo que le permitió potenciar su negocio de explotación de aeródromos, además de penetrar en Reino Unido y América del Norte. Antes, compró Retevisión y no cesa la expansión de su red de aparcamientos a través de Saba.