El 50% de las rutas que tienen como destino Barcelona se han visto afectadas por las huelgas en Marsella
El 50% de las rutas que tienen como destino Barcelona se han visto afectadas por las huelgas en Marsella - JAIME GARCÍA

España, principal víctima de la huelga de controladores

Aerolíneas europeas piden a Bruselas «soluciones» para paliar el problema

MadridActualizado:

Las huelgas de los controladores aéreos en Europa pasan factura al sector turístico español, que es la principal víctima en el Viejo Continente. Según los datos que maneja la asociación «Airlines for Europe» (A4E), que aglutina a empresas del sector aéreo como IAG, Ryanair, Norwegiano EasyJet, este año se han cancelado en Europa unos 5.000 vuelos por las huelgas de los controladores, lo que ha acabado afectando a un total de 784.000 pasajeros en Europa.

El foco del problema se encuentra en Marsella, donde los paros han sido continuos durante este 2018. Esta circunstancia ha provocado que nuestro país sufra las consecuencias en algunos de los destinos principales del turismo. Así, el 50% de las rutas que tienen como destino Barcelona se han visto afectadas por las huelgas en la ciudad francesa, llegando a afectar a 400.000 pasajeros en lo que va de año. Además, los vuelos que pasan por las Islas Baleares también han sufrido las consecuencias. Para este periodo estival no esperan que la situación mejore y ambos inciden en el daño que hará a España. El peso del turismo en la economía nacional es muy significante: un 11,6% del PIB y un 13% del empleo.

Las huelgas en Marsella, donde ya suman diez fines de semanas de consecutivos, están provocando que las aerolíneas deban reprogramar aquellos vuelos que sobrevuelen por el territorio francés o incluso a cambiar la ruta. Así, según Eurocontrol, 39.000 vuelos han sufrido demoras por las huelgas de controladores durante el mes de mayo. Además, aseguran que el total de minutos de retraso aumentará este año en un 58% respecto a 2017.

Verano con turbulencia

Por este motivo, las aerolíneas piden a la Comisión Europea «una solución urgente» a este hecho. Ayer ante la prensa en Bruselas, los consejeros delegados de IAG (matriz de Iberia), Willie Walsh, y Ryanair, Michael O´Leary, expresaron la necesidad de poner un remedio a este hecho con el fin de «proteger los derechos de los ciudadanos europeos, al no poderse mover libremente por el continente». Ambos lanzaron este mensaje en representación de la asociación A4E y alertaron de que la situación «irá a peor en los próximos meses, sobre todo en verano».

De momento, las conversaciones con Bruselas están fluyendo, pero sin materializarse en unos resultados positivos. En concreto, una de las peticiones que se han barajado para el caso de los sobrevuelos es la división en dos del espacio aéreo, para que a partir de los 30.000 pies la responsabilidad no sea nacional, sino europea. De esta manera, los vuelos no partirían ni aterrizarían en Francia, sino que solo sobrevolarían «pudiendo circular con normalidad».

Sin embargo, los propios consejeros delegados de IAG y Ryanair se muestran pesimistas de cara a este verano, «a no ser que la situación cambie en Marsella». Ambos directivos se mostraron críticos con la poca disposición de Emmanuelle Macron de resolver el problema.

Desinterés por Norwegian

Otro de los asuntos que trataron tanto O´Leary como Walsh ha sido la posible adquisición de la aerolínea de «low cost» Norwegian por alguna de las dos compañías. A pesar de que recientemente IAG adquirió el 4,61% de Norwegian y mucho se ha especulado de la posible adquisición del grupo hispano-británico. Sin embargo, a pesar de que la compañía noruega afirma que ha rechazado una oferta sobre el 100% por parte de IAG porque consideraban que «infravaloraban a la empresa», Walsh reiteró que dicha propuesta nunca ha existido.

Además, respecto al reciente interés del grupo alemán Lufthansa sobre Norwegian Walsh afirmó que en ningún momento su compañía «no va a entrar en una guerra de ofertas». A su vez, cree que si «Lufthansa quiere pagar un precio excesivo por Norwegian es su problema, pero considero que no debería».

Más tajante se mostró O´Leary, que desmintió los rumores del interés de Ryanair sobre la aerolínea noruega. «Nunca hemos ofertado por Norwegian. Ni antes, ni ahora ni en un futuro», considerando que el mayor problema de esta es que «nunca ha hecho dinero ni lo va a lograr hacer».