El contrabando de tabaco genera unas pérdidas fiscales en España de 331 millones de euros
El contrabando de tabaco genera unas pérdidas fiscales en España de 331 millones de euros - ABC

España presenta la cifra más baja de consumo de cigarrillos ilegales de los últimos ocho años

El comercio ilícito supuso el 4,3% del consumo total, según un informe elaborado por la consultora KPMG

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El comercio ilícito de cigarrillos en España supuso el 4,3% del consumo total de cigarrillos (42.500 millones en 2018), en su mayoría procedente de Gibraltar. Se trata de la cifra más baja de los últimos ocho años, tras descender un 22% en 2018, gracias principalmente a la intensa actividad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Son datos del informe «Stella», realizado por la consultora KPMG y financiado por Philip Morris International.

La comunidad autónoma que presenta una mayor prevalencia de comercio ilícito de tabaco es Andalucía, donde representa el 16,3% del consumo total de cigarrillos en la región en 2018-

Del estudio se extrae que el contrabando de tabaco continúa siendo un problema «muy preocupante» que perjudica a los negocios legítimos, alimenta el crimen en las comunidades locales y genera unas pérdidas fiscales en España de 331 millones de euros.

El informe revela también un aumento preocupante del fenómeno de la falsificación en España, donde su venta ilegal en 2018 se ha incrementado en un 46% respecto al año anterior. «Este dato nos alerta del creciente interés de las mafias internacionales por convertir España en un paraíso de falsificación de tabaco», señala Yolanda Velasco, responsable de Prevención del Comercio Ilícito de Tabaco para Philip Morris Spain.

Comercio ilícito en Europa

Según el informe, el consumo ilícito de cigarrillos en la Unión Europea supone un 8,6% del consumo total, lo que representa 43.600 millones de cigarrillos ilegales. Este dato equivale en tamaño al total de las ventas legales de cigarrillos en Reino Unido, Austria y Dinamarca y supone unas pérdidas fiscales de 10.000 millones de euros.

Además, este estudio europeo subraya el incremento de los productos falsificados en más del 30% -la mayor cantidad registrada hasta la fecha- así como el aumento de fábricas ilegales de tabaco falso en países como España, Grecia o Reino Unido, destacando la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en su detección y desmantelamiento.