El apoyo público resulta insuficiente, dicen expertos e inversores
El apoyo público resulta insuficiente, dicen expertos e inversores - FOTOLIA

España no es país para emprendedores digitales

Expertos e inversores cargan contra el Gobierno por un apoyo que nunca llega

MadridActualizado:

«Alfombra roja para los emprendedores». Esa fue la frase que Mariano Rajoy pronunció en un mitin en Pamplona en 2011. Aún no era presidente del Gobierno, pero ni entonces ni ahora los jóvenes (y no tan jóvenes) con ideas rompedoras se creen esas palabras. No porque fuera él quien las pronunciara, sino porque el descontento de las startup e inversores con la clase política es generalizado. «A nivel de las Administraciones lo mejor es que no enreden tanto. Se están dedicando a perder el tiempo», dice Iñaki Arrola, managing partner del fondo español K Fund, uno de los referentes en la apuesta por la tecnología y la innovación. Y va más allá, hasta el punto de rechazar ya cualquier intento que planeen desde el Gobierno. Sin importar, incluso, quien esté en el poder. «Como no saben apoyar, es mejor que no lo hagan; que nos dejen trabajar tranquilos, que a pesar de ellos vamos a ir saliendo», destaca.

El caso de Cabify es la excepción en un panorama poco propicio al desarrollo de unicornios. De hecho, los expertos se quejan de que en España falta un Silicon Valley propio como en Estados Unidos. Sin embargo, no es un problema exclusivo de nuestro país. «En España no somos capaces de lanzar compañías digitales que aporten valor. Pero no es un problema solo de España sino de toda Europa. Tenemos mucho talento pero para que una startup se desarrolle necesita inversión y apoyo, tanto privado como público», afirma Alberto de Torres, director del programa superior en IOT de ESIC y CEO de Nektiu.

Jordi Vinaixa, profesor de Esade, va más allá y compara España con el paso adelante en financiación que están dando otras regiones comunitarias: «La Administración debería utilizar más zanahoria y menos palo para fomentar la tecnología. Es un sector clave en el que tenemos que ser punteros. Otros países ya están fomentando ayudas a empresas tecnológicas, hay que focalizar en este sector».

Precisamente, esta semana el Ministerio Federal de Economía de Alemania publicó un informe sobre las infraestructuras y condiciones marco para la economía digital en 2018 en los principales países del mundo con capacidad de innovación. De los diez territorios que forman la lista, España ocupa el puesto ocho. Nuestro país no es referencia en tecnología, como sí lo son Estados Unidos y China. En cambio, en ese mismo ránking el país asiático recibe la misma puntuación que España (69).

Pese a todo ello, los emprendedores son optimistas. Aunque, según De Torres, «falla el modelo de incubación» y que «cuesta mucho internacionalizar las empresas», los expertos defienden el talento. «Seguimos creciendo. Somos un país que merece la pena», subraya Arrola como inversor.