Los fondos soberanos han protagonizado inversiones valoradas en 80.000 millones de dólares a nivel mundial
Los fondos soberanos han protagonizado inversiones valoradas en 80.000 millones de dólares a nivel mundial - FOTOLIA

España gusta: los fondos soberanos invierten más de 1.000 millones por segundo año consecutivo en 2018

Los sectores que más atraen a este tipo de vehículos de inversión a nivel mundial son el comercio electrónico- que desbanca al ladrillo por primera vez en tres años- el químico o el consumo

MadridActualizado:

Los fondos soberanos en España han continuado incrementando su participación en empresas y activos españoles durante 2017 y la primera mitad de 2018, según el informe «Sovereign Wealth Funds 2018» elaborado por IE University en colaboración con ICEX-Invest in Spain. La inversión total acumulada de estos fondos soberanos en España ha superado los 40.000 millones de euros por primera vez, y lo ha hecho incrementando su inversión en 1.200 millones de euros.

Al respecto la directora ejecutiva de ICEX - Invest in Spain María Jesús Fernández , ha afirmado que «por segundo año consecutivo estas inversiones superan los mil millones de euros demostrando el alto interés de estos inversores por la economía española». En esta línea, ha añadido que el presente trabajo realizado por primera vez hace siete años «confirma nuestra percepción inicial de que los Fondos Soberanos iban a ser un actor destacado en la economía mundial y española».

Especialmente en sectores como el inmobiliario, que ha liderado el interés inversor en los últimos tres años. De igual modo, según el informe, también se han producido operaciones a gran escala en sectores como el químico, el consumo o el comercio electrónico, que el año pasado desbancó a la construcción como el primer destino de la inversión de este tipo de fondos.

Inversiones de 80.000 millones de dólares

En concreto, en 2018, los fondos soberanos han protagonizado inversiones valoradas en 80.000 millones de dólares, un 2% del total de las fusiones y adquisiciones globales. El sector que mayor número de operaciones ha registrado durante el pasado año es el tecnológico. El año pasado marcó un récord histórico de operaciones de sovereign venture funds, es decir, de fondos soberanos que invierten como fondos de venture capital y con fondos de venture capital.

El informe también ha apuntado a los «amigos de los fondos soberanos» entre los que se cuentan los grandes grupos aseguradores, gestores de activos alternativos y, con frecuencia, a sus colegas de fondos de pensiones canadienses, con quienes comparten la propiedad pública, el horizonte de inversión de largo plazo, y el interés por activos ilíquidos de gran volumen. Además, también se ha analizado la dificultad que entrañan las operaciones de co-inversión de los fondos soberanos durante la última década: tan solo 22 de los 91 fondos soberanos han realizado operaciones de este tipo. Entre los más prolijos se encuentra el fondo de desarrollo ruso RDIF, relaacionado con una decena larga de fondos soberanos.

77 rondas de financiación «tecnológicas»

De igual modo, los fondos soberanos han participado en 77 rondas de financiación de enfoque tecnológico, lo que da lugar a más de una operación por semana, invirtiendo sobre todo en Estados Unidos y China, pero también en India, Reino Unido y Singapur. Por sectores, las empresas de biotech, fintech, movilidad, inteligencia artificial, ciberseguridad y cloud computing las que más inversión soberana han atraído. En este sentido, los autores del informe han considerado que toda esta actividad se enmarca dentro de «una estrategia de inversión madura por parte de los fondos soberanos cada vez más diversificada sectorialmente y por clase de activos».

Por otra parte, los denominados «activos verdes», una tendencia emergente ya señalada en el informe del año pasado, continúan su desarrollo. En concreto, a diciembre de 2017, 6 fondos soberanos han creado el One Planet Group, con la misión de acelerar la integración de riesgos y oportunidades financieras ligados al cambio climático en la gestión de grandes masas de activos. Paradójicamente, cinco de los seis fundadores de este grupo de trabajo son fondos soberanos que se han nutrido con la exportación de petróleo o gas natural