España engordará 3.675 millones su deuda para rescatar a Grecia

Alemania y Francia aportan la mitad de la ayuda. España es la cuarta nación que más otorga: 80 euros por cada habitante

Actualizado:

España participará en el plan de rescate de Grecia con alrededor de 3.675 millones de euros, según el Secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, quien explicó que la cantidad corresponde a la cuota de participación de nuestro país en el Banco Central Europeo una vez descontada Grecia, lo que la aleva hasta el 12,2%. En términos de población la aportación sería de unos 80 euros por cada español.

En todo caso, según destacó López Garrido, se trata deun préstamo bilateral a un tipo de interés que rondará el 5% que se computará como deuda y no como déficit. El propio Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, explicó tras la ultima Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno que España está aún por debajo de los topes de deuda que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, un 60% sobre el PIB, así como por debajo de la media de los países europeos con lo que nuestro país no tendrá ningún problema en participar en un eventual plan de rescate del país heleno.

Desde el PP sin embargo las cosas no se ven de igual modo ya que la Secretaria General de ese partido, Dolores de Cospedal, aventuró ayer que sería «esperpéntico» que España tuviera que pedir un crédito para asumir la aportación correspondiente en el préstamo global que la Eurozona va a realizar a Grecia.

Polémicas de orden nacional al margen la realidad es que ayer continuó la tensión dialéctica entre Berlin y Bruselas a cuenta del rescate griego. Desde la cancillería germana se vió con estupor cómo la aparente victoria de Angela Merkel en la ultima Cumbre de la UE, donde arrancó al resto de socios de la Eurozona la participación del FMI en el rescate griego, se diluyó tras la reunión extraordinaria del Eurogrupo celebrada el domingo en la que se dió luz verde final al rescate.

Un portavoz de la cancillería explicó que, más allá del Eurogrupo, la decisión de hacer efectivo el préstamo de 30.000 millones de euros, debería recibir la rúbrica final en una nueva Cumbre de Jefes de Estado de la UE, extremo que fue rechazado por la Comisión Europea al entender que ahora lo único que quedaba por delante eran aspectos técnicos del préstamo.

Cabe recordar que el partido de la canciller Merkel se enfrenta una elecciones regionales decisivas el próximo 9 de mayo, con lo que cualquier aplazamiento del préstamo a Grecia le haría un gran favor en tanto en cuanto Alemania, con una aportación de más de 8.000 millones de euros, sería el principal contribuyente al rescate griego. Francia, con 6.000 millones de euros, sería el segundo país que más contribuiría al préstamo a Atenas.

Los ministros de Economía del Eurogrupo decidieron el domingo conceder una línea de crédito a Grecia durante tres años que sería completada por otra del Fondo Monetario Internacional, en un reparto de dos y un tercio respectivamente.

El primer año desde la Eurozona irían a para a Atenas 30.000 millones de euros a un tipo de interés que rondará el 5%, ligeramente superior al que concederá el FMI, cuyo montante no se ha concretado aún pero podría alcanzar hasta los 15.000 millones de euros.