España ha sido el quinto país de la UE con la menor brecha en 2017 tras reducirla desde el 2,8% (2024 millones de euros) en 2016
España ha sido el quinto país de la UE con la menor brecha en 2017 tras reducirla desde el 2,8% (2024 millones de euros) en 2016 - NIETO

España dejó de recaudar 1.806 millones del IVA en 2017 por el fraude o los errores de cálculo

Los países de la Unión Europea registran de media un «agujero» en la recaudación del IVA del 10,1% (la de España es un 2,4%), según el informe anual sobre la «brecha del IVA» publicado por la Comisión Europea

Bruselas Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

España ha ingresado 1.806 millones de euros menos de lo que debía en la recaudación del IVA de 2017 debido al fraude, la evasión fiscal o errores de cálculo, una pérdida del 2,4% que es de las menores en la Unión Europea, cuyos países registran de media un «agujero» del 10,1%.

Así se desprende del informe anual sobre la «brecha del IVA» publicado por la Comisión Europea este miércoles, que mide la diferencia entre lo que tendrían que haber ingresado los Estados por este impuesto y lo que finalmente recaudaron. En total, los Veintiocho han dejado de ingresar 137.470 millones de euros en 2017, un 11,2% de lo que tenían que haber recaudado, lo que significa que más de uno de cada diez euros en IVA no llegó al fisco.

La brecha, sin embargo, se ha reducido con respecto a 2016, cuando ha ascendido a 145.428 millones de euros o el 12,2% de la recaudación prevista. Las pérdidas se deben al fraude o la evasión fiscal, pero también a quiebras, procedimientos de insolvencia o incluso fallos de cálculo, y la dimensión del «agujero» es un modo de medir la eficacia de los sistemas de recaudación de los Estados, según la Comisión.

España ha sido el quinto país de la UE con la menor brecha en 2017 tras reducirla desde el 2,8% (2024 millones de euros) en 2016, solo por detrás de Chipre (0,6%), Luxemburgo (0,7%), Suecia (1,5%) y Malta (1,6%).

Desde 2013 España ha reducido sus pérdidas varios puntos en cada ejercicio, pasando del 12% en 2013 (8.149 millones) al 9% en 2014 (5.994 millones), al 4% en 2015 (2.897 millones), al 2,8% en 2016 (2.024 millones) y al 2,4% en 2017.

Rumanía y Grecia, mayores desfases

Los países con el mayor agujero en 2017 han sido Rumanía (36%) y Grecia (34%), aunque en términos absolutos las arcas de Italia fueron las más perjudicadas: dejaron de ingresar 33.500 millones de euros. Por otro lado, la Comisión Europea ha calculado los ingresos potenciales que han perdido los países por aplicar exenciones y tipos reducidos, en lugar de fijar un tipo único para todos los bienes y servicios.

Aquí, España se ha mantenido como el país de la UE que más ingresos potenciales dejó de recaudar en 2017 debido a las exenciones (46,6%), lo que Bruselas ha achacado a que en las Islas Canarias, Ceuta y Melilla se aplican otro tipo de impuestos indirectos. En el conjunto de la UE, la media es del 35 %, y a España le sigue de cerca el Reino Unido (44,3%) y Bélgica (41,3%).

Por otra parte, la aplicación de tipos reducidos hace que España deje de ingresar un 13,1% de lo que podría obtener si no existiesen, por encima de la media del 9,6%, pero lejos del 26,6% de Chipre o del 16,46 % de Malta.

El Ejecutivo comunitario insiste en que, si bien la brecha del IVA se ha reducido progresivamente en los últimos cinco años, es necesaria una reforma del sistema de recaudación del IVA, en particular para reducir las pérdidas por fraude que la UE estima en 5.000 millones de euros anuales. En 2017 la Comisión Europea propuso cambios para adaptar unas normas comunitarias que datan de hace 25 años a la realidad empresarial, pero estos aún no tienen el visto bueno de los Estados.