Gordana Landen, directora mundial de RRHH de Adecco
Gordana Landen, directora mundial de RRHH de Adecco - ABC

«Las empresas tienen la obligación de formar más a sus empleados»

La directora mundial de Recursos Humanos del grupo Adecco, Gordana Landen, apuesta por el talento para que las empresas sean más competitivas

Davos (Suiza)Actualizado:

A pesar de que lleva apenas tres meses como directora mundial de Recursos Humanos del grupo Adecco, Gordana Landen se muestra clara y concisa a la hora de hablar su sector y los retos que todos los países tienen para que sus empresas se adapten a la digitalización. Adecco presentó hace dos semanas su índice de «Competitividad por el Talento Global», donde España ocupa el puesto 31 de 125 y destaca en la retención del talento, clave para Landen para ser más competitivivos en el futuro.

¿Cuáles son las tendencias en RR.HH.?

El mundo entero está transformándose con la digitalización, robotización y automatización. Si hablamos de Adecco, tenemos que seguir centrando nuestros esfuerzos en la gestión del talento y también en cómo atraerlo y retenerlo.

¿Cuáles serán los nuevos empleos con la robotización?

Serán empleos donde habrá que tener algunas habilidades para saber trabajar con las máquinas. No creo que muchas compañías ni jóvenes estén preocupados con los cambios, ya que a lo largo de la Historia, cuando un empleo desaparece, se crea uno nuevo. Esto también va a pasar con la industria 4.0

¿Cree que el sistema de educación está proporcionando esas habilidades?

Creo que la educación y las empresas deben trabajar juntos. Pero además, las empresas tienen también la responsabilidad y la obligación de otorgar esas habilidades a sus empleados con formación.

¿Cuáles son esas habilidades?

Todo lo relacionado con la ciencia de datos, Big Data, analítica de datos... Esas son las habilidades del futuro.

¿Qué importancia tiene el salario emocional para los empleados?

Al salario emocional lo comparo con una mesa con distintos beneficios que el empleado puede escoger. Las compañías deberían examinar cómo compensar de diferentes maneras ofreciendo lo que cada trabajador necesita e identificar qué beneficios deben ir junto al salario para hacer la vida más fácil a cada uno de ellos.

¿El interés en este tipo de salario está creciendo?

Los «millennials» tienen unas necesidades diferentes. Los más jóvenes no quieren tener una carrera laboral en solo una empresa y tampoco están interesados en trabajar 40 horas a la semana. Ellos quieren desarrollarse, tener entre ocho y diez semanas de vacaciones para poder viajar y explorar otras partes del mundo.

Creo que no solo los «millenials» quieren esa flexibilidad...

Por supuesto, la gente quiere trabajar desde casa, un trabajo flexible... realmente la digitalización trae todas esas posibilidades.

¿Cree que la precariedad laboral impacta en la productividad de los trabajadores?

La productividad de los trabajadores es directamente proporcional a la felicidad de estos. En Adecco sabemos la importancia de que los trabajadores sean felices y que sepan que se invierte en ellos, ya que tiene un impacto directo en la productividad de la empresa. Es pura psicología.

En el índice «Competitividad por el Talento Global» se habla del talento emprendedor como la opción que ofrecen las compañías a los trabajadores de ser creativos en la empresa, como si creara una startup dentro de la misma, ¿cómo se consigue?

Tienen que sentir que pueden ser innovadores. Se necesita crear un ecosistema que permita a los trabajadores fallar. Solo tienen que saber una cosa: «no cometas el mismo error dos veces». Hazlo una vez, aprende y mejora. Hay que crear una cultura de aprendizaje, de innovación y de transparencia, que permita la comunicación entre las partes. Esa es la cultura que necesitan las empresas.

En España, a la hora de lograr un trabajo tienen mucha importancia las recomendaciones de familiares y amigos, ¿esta manera es frecuente en otros países?

Sí, es lo que predomina. Las recomendaciones de los amigos y familiares son importantes, porque es un factor de garantía. Si alguien se toma la molestia de recomendarte a una empresa significa que la compañía es magnífica. Sacrifica su credibilidad para que estés en la compañía adecuada. Pero también creo que a ello hay que añadirle que de verdad quieres unirte a esa empresa concreta porque tienes pasión en lo que hacen.

¿Pero es la mejor?

Es difícil para mí decir qué es mejor o no. A veces escucho a la gente joven decir «bueno, está bien si mis amigos o familiares pueden recomendarme para conseguir el trabajo», pero por otro lado también quieren probarse por ellos mismos y ver si pueden conseguir el trabajo solos. No conozco estudios sobre ello, pero desde mi posición sé que la fórmula más exitosa para conseguir un empleo es mediante la recomendación de algún conocido.

Pero creo que el peligro de esta política es el paternalismo.

Sí, por supuesto. En Suecia, por ejemplo, son bastantes estrictos en ese tema. No puedes trabajar estrechamente con tu marido o hijo en la compañía. Muchas de las multinacionales que conozco tienen esta política.

¿Y qué opina sobre el curriculum ciego?

Creo que está bien. Estoy a favor del curriculum ciego. También, una de las mejores formas de realizar una primera selección sobre muchos candidatos es una entrevista telefónica. Porque a través de la voz no prejuzgamos al candidato. Sin embargo, cuando la entrevista es presencial, a los cinco segundos ya empezamos a prejuzgar.

¿Cuál sería su jefe perfecto y su perfecto trabajador?

Mi jefe perfecto sería alguien interesado en invertir, alguien que entendiera mis necesidades, que pudiera conectar con él y fuera abierto y transparente. En cuanto al colaborador, sería alguien dispuesto a aprender, escuchar y alguien que construyera con el resto nuevas ideas y experiencias.