REUTERS

La empresa española se rejuvenece

El nombramiento de Villar Mir de Fuentes, el último de una lista que arrancó en Inditex

Actualizado:12345678910
  1. Juan Villar-Mir de Fuentes, presidente de OHL (53 años)

    REUTERS

    Cerca del 70% de las empresas familiares no sobrevive a su primera generación, y solo el 15% a la segunda. La sucesión al frente de las compañías se antoja difícil, primero en su asunción y, después, en su ejecución. En todo caso, bien planificada o sobrevenida, las grandes empresas españolas han iniciado ya esa renovación generacional. El último caso es el de Juan-Miguel Villar Mir, que el martes cedió la presidencia de OHL a su hijo Juan Villar-Mir de Fuentes.

    La decisión del patriarca de la familia dueña del grupo constructor -o el «patrón», como le suele denominar su sucesor en público- fue fruto de una larga gestación. De hecho, Villar-Mir de Fuentes ya se perfilaba como claro relevo tras asumir la vicepresidencia hace 10 años. La fuerte caída del valor de OHL en Bolsa -de hecho, fue expulsada recientemente del Ibex 35-, los escándalos en México y la implicación del grupo en diversos procesos judiciales en España (Son Espases, Púnica, tarjetas «black», entre otros) y el horizonte de regeneración en la política española -esto último, como él mismo reconoció- le llevaron a dar el paso.

  2. José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica (52 años)

    ÓSCAR DEL POZO

    Tras 16 años al frente del grupo, César Alierta abandonó la presidencia de Telefónica cediendo el puesto a José María Álvarez-Pallete, al que previamente ya había señalado al nombrarlo consejero delegado. Con su elección, el empresario zaragozano quiso garantizar una sucesión ordenada y, sobre todo, continuista con su gestión.

  3. Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés (40 años)

    ÁNGEL DE ANTONIO

    Gimeno accedió a la presidencia de El Corte Inglés tras la muerte de su tío Isidoro Álvarez, que también había heredado a su vez el cargo de su tío. El modelo de sucesión en los grandes almacenes responde al mílimetro al modelo por el que el presidente prepara profesionalmente desde bien joven a su sucesor, elegido entre sus descendientes.

  4. Ana Botín, presidenta del Banco Santander (55 años)

    REUTERS

    A pesar de que los Botín no son primer accionista del Santander, la presidenta accedió al cargo al fallecer su padre. Esto generó recelos en el mercado por ser además un banco cotizado. Ana Botín los aplacó con su formación y con medidas rupturistas con la gestión anterior y que los inversores esperaban.

  5. Pablo Isla, presidente de Inditex (52 años)

    EFE

    Consciente de que su hija Marta no estaba preparada para asumir la presidencia de Inditex, Amancio Ortega decidió elegir un ejecutivo externo que garantizase la gestión del imperio textil. Queda por saber si, como apunta, Ortega ejerce solo de heredera o aspira también a dirigir la firma.

  6. José Lladó, presidente de Técnicas Reunidas (82 años)

    ISABEL PERMUY

    Tras la salida de Villar Mir de OHL, José Lladó se ha convertido en el presidente de mayor edad de una firma del Ibex. Dos de sus hijos -Juan y José Manuel- ya se encuentran en el consejo de administración. Se espera que el primero, actual vicepresidente ejecutivo, lo suceda.

  7. Juan José Hidalgo, presidente de Globalia (74 años)

    EFE

    La cesión del testigo en la presidencia de Globalia es uno de los grandes asuntos pendientes del grupo. Su hija María José, directora general de Air Europa, se perfila como el relevo. Pero los hipotéticos inversores chinos HNA -que no llegan- han pedido la mayoría del capital y el control.

  8. Isidro Fainé, presidente de CaixaBank (73 años)

    INÉS BAUCELLS

    La ley obliga al banquero a decidir este mes si sigue presidiendo Caixabank o su Fundación Bancaria. Fainé ha insinuado que se quedará en la segunda. Ahora bien, no solo podría dejar a alguien de confianza dirigiendo el banco, sino que ejercería un control indirecto a través de la fundación, accionista único de Criteria, matriz de la entidad.

  9. Francisco González, presidente del BBVA (71 años)

    ARCHIVO

    En 2011 BBVA elevó la edad de jubilación de sus consejeros de 70 a 75 años, y por tanto Francisco González dejará la presidencia como tarde en 2020, como ya ha avanzado. Su afán es dejar terminado el proceso de digitalización del banco que él inició. Lo que no está claro es si su actual consejero delegado, Carlos Torres, será su sucesor.

  10. Florentino Fernández, presidente de ACS (69 años)

    MAYA BALANYA

    Se trata de otros de los relevos a fuego lento entre las grandes empresas españolas: en marzo de 2014 anunció que Marcelino Fernández Verdes, principal responsable de Hochtief, será su sucesor al frente de ACS. Como paso previo, Fernández será nombrado consejero delegado de la compañía, cargo con el que compartirá labores ejecutivas con el actual presidente.