El ministro de Desarrollo de Infraestructuras de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abdulla Bilhaif Al-Nuaimi, durante la entrevista con ABC
El ministro de Desarrollo de Infraestructuras de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abdulla Bilhaif Al-Nuaimi, durante la entrevista con ABC - IGNACIO GIL

Emiratos Árabes tienta a las empresas españolas con contratos millonarios

Su ministro de Infraestructuras relata a ABC las oportunidades en ferrocarril, transporte urbano y vivienda

ACS, FCC, Indra, Técnicas Reunidas, Abengoa y Acciona son algunas de las interesadas en los proyectos del país

MadridActualizado:

Una visita con cada detalle trazado al milímetro; conocía su objetivo y lo ejecutó en su último día de estancia. El ministro de Desarrollo de Infraestructuras de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abdulla Bilhaif Al-Nuaimi, estuvo la semana pasada en España para «vender» un pedacito de su país a nuestras empresas. Xiana Méndez, secretaria de Estado de Comercio, y su equipo; Antonio Garamendi, presidente de CEOE; representantes del Ministerio de Exteriores; Inmaculada Riera, directora general de la Cámara de Comercio de España; y cerca de medio centenar de empresas celebraron con él una reunión para conocer a fondo las oportunidades del país. La intención: tentar a España para que ayude a EAU en el desarrollo de sus infraestructuras, sabedor de que nuestro país es el segundo del mundo -tras China- en volumen de negocio en ese sector. ¿Cómo lo hizo? Invitándolas, directamente, a participar en sus licitaciones.

ACS, Abengoa, FCC -acudió incluso su presidenta, Esther Alcocer Koplowitz-, Indra y Técnicas Reunidas son algunas de las más de 50 compañías que no quisieron perderse la cita. Sin embargo, fue Acciona la que realizó el mayor despliegue con cuatro representantes; será por su interés en el millonario proyecto Etihad Rail, de 1.200 km de vías ferroviarias y unos 12.500 millones de euros de valoración -de los cuales una parte ya han sido adjudicados-. Fuentes de Comercio explican que el ministro emiratí hizo especial énfasis en Etihad Rail y en proyectos de transporte urbano y construcción de viviendas. En conversación con ABC, Al-Nuaimi añade a la lista de tentaciones el continuar con el desarrollo de la ciudad, puerto -es el mayor del mundo de tipo artificial- y zona franca de Jebel Ali (Dubái).

«Las licitaciones se basan en un concurso y el gobierno no interfiere ahí. Pero hemos invitado a empresas españolas a licitaciones; el desarrollo de Jebel Ali sería un proyecto muy bueno para empresas españolas», explica. Y añade: «Hay muchos más. Las empresas tienen que ir a Emiratos Árabes Unidos para ver qué oportunidades hay y buscar qué proyectos podrían llevar a cabo». En otras palabras, que se atrevan a lanzarse a la aventura de «emigrar» hacia lo desconocido, teniendo en cuenta que EAU es un país en el que hasta hace poco una empresa extranjera no podía ser 100% titular de su filial en el país. Ocurría como en China, donde se exige en ciertos sectores formar una «joint venture» con un socio local para poder entrar al negocio.

Pese a que el ministro emiratí destaca que ellos no interfieren en las licitaciones, sí promocionan el sector privado. El sistema que siguen es el del concurso, lo que no quiere decir que sean ajenos a los procesos. De ahí la proyección internacional de ir a buscar en España a algunas de las mejores constructoras del planeta.

Por ejemplo, en el caso de Etihad Rail, Al-Nuaimi detalla que en ese proyecto y sector concreto hay espacio para todos. De hecho, este plan abarca todo el país y el reto final es que su trazado forme parte del entramado ferroviario planificado por el Consejo de Cooperación del Golfo (GCC, por sus siglas en inglés). Este abarca diversos países, entre los que se encuentran Omán, Arabia Saudí, Qatar... Sin embargo, su grado de ejecución dista mucho entre regiones, en un proyecto que entre todos los territorios se queda cerca de los 80.000 millones de dólares. «El sector es suficientemente amplio y hay muy buenas oportunidades para desarrollar infraestructuras de carreteras, ferroviarias, rascacielos, hospitales, escuelas... Hay unos cuantos proyectos que podrían ofrecer ocasiones de inversión», detalla el ministro de Desarrollo de Infraestructuras.

El contrato más reciente es el que firmó Técnicas Reunidas hace dos semanas por 2.677 millones Emiratos Árabes observa a España como un puente con Iberoamérica: más de 200 firmas nacionales ya están en el país

Aunque de las reuniones que ha mantenido en España no se han sacado cifras concretas de inversión, sí que se ha firmado un memorándum de entendimiento para favorecer las relaciones comerciales e inversoras entre países. «Podemos generar mejores relaciones comerciales de cara al futuro. Tenemos unas cuantas similitudes en lo que respecta a los negocios. España es conocida por ser un nexo con Latinoamérica y Emiratos Árabes Unidos es un nexo con la región de Oriente Medio. Si ambos aprovechamos nuestras ventajas, y con un memorándum de entendimiento como el que hemos firmado, podremos mejorar nuestras relaciones», dice el representante emiratí.

«Lo que hemos visto es muy prometedor y creo que los miembros de mi equipo también han identificado buenas oportunidades para seguir trabajando», prosigue Al-Nuaimi. Esas áreas en las que también han profundizado, en genérico, son la construcción y mantenimiento de carreteras y las vías de ferrocarril, más allá de Etihad Rail. «Son una opción excelente para las empresas españolas», comenta. Como ejemplo de la eficacia nacional, se llevó a casa una idea «made in Spain»; Marca España, que se dice: «Una de las empresas nos comentó innovaciones que han desarrollado para que el asfalto pueda brillar en la oscuridad. Hemos visto cosas así que tal vez podamos utilizar». Por su experiencia de trato con compañías de nuestro país, el ministro reconoce que puede fiarse del buen hacer nacional. Sin ir más lejos, Técnicas Reunidas se adjudicó un contrato por 2.677 millones de euros hace apenas unos días.

Una mina por explotar

Pese a la visita, Emiratos Árabes es terreno casi inexplorado para las empresas españolas... pero puede convertirse en un oasis en el desierto. Más de 200 compañías ya han dado el paso y el objetivo es que lo hagan muchas más para aprovechar el suculento pastel de licitaciones como las de Etihad Rail.

Sin embargo, el stock de posición inversora de nuestro país en EAU no llega a alcanzar los 200 millones de euros. En 2017 -último año con datos- se quedó en 184,3 millones. Al analizarlo en perspectiva, en cuestión de diez años la estadística se ha multiplicado por más de cinco; ahora, de hecho, está en su máximo histórico. Poco a poco, pero sin pausa. Más allá del éxito cosechado por Técnicas Reunidas, Abengoa hace escasos meses también logró un contrato para la construcción de una planta de desalinización por 216 millones.

«Se ha hecho hincapié en la fortaleza y liderazgo de las empresas españolas que acometen grandes proyectos por todo el mundo», explican fuentes de la Secretaría de Estado de Comercio. De ello se encargó Xiana Méndez, titular de esa rama. Las tarjetas de visita ya están intercambiadas. «Networking» en estado puro.