Marina del Corral achaca la emigración de jóvenes españoles «al impulso aventurero»
A la izqda. Marina del Corral, junto a la ministra Fátima Báñez, en una imagen de archivo - efe

Marina del Corral achaca la emigración de jóvenes españoles «al impulso aventurero»

La secretaria general de Inmigración y Emigración también dice que nuestros jóvenes se van a trabajar fuera de España porque son reclamados por su buena preparación técnica

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La secretaria general de Inmigración y Emigración, Marina del Corral, ha afirmado recientemente que la emigración de jóvenes españoles al extranjero no se debe sólo a la crisis económica sino a la globalización, a libre circulación de trabajadores en Europa, al reclamo de profesionales por su buena preparación técnica, y «por qué no decirlo, al impulso aventurero de la juventud», entre otros factores.

«Es cierto que la situación interna se suma a dicha capacidad de mirar al exterior, pero considero desvirtuados los discursos que sostienen que la salida de trabajadores cualificados españoles está estricta y únicamente vinculada a la situación de crisis», ha indicado Del Corral, durante la presentación del informe de la de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), bajo el título «La emigración de profesionales cualificados: una reflexión sobre las oportunidades para el desarrollo».

Del Corral ve positivo que los españoles cualificados «hayan dejado por fin de ser "locales"»

La secretaria general de Inmigración y Emigración ha insistido en que debe valorarse como «esencialmente positivo» que los trabajadores españoles cualificados «hayan dejado por fin de ser "locales"», para ponerse, a su juicio, «a la altura de los trabajadores cualificados de nuestros socios europeos en cuanto a proyección internacional».

En 2011, salieron de España 52.841 españoles para residir en el extranjero, según los datos Estadística de Variación de Residentes, una cifra que la Del Corral ha comparado con los 98.761 nuevos residentes extranjeros de terceros países y más 152.986 nuevos residentes de ciudadanos del Espacio Económico Europeo y Suiza, llegados a España en el mismo período.

A su juicio, la tendencia migratoria continuó siendo positiva en 2011 a favor de la inmigración, pese al incremento «considerable» de españoles que habían salido al exterior. Asimismo, ha indicado que muchas de las personas que se contabilizan como emigrantes «son inmigrantes nacionalizados que retornan a su país de origen o salen para un tercer destino».