Inauguración del Foro de Davos
Inauguración del Foro de Davos - EFE

La élite mundial se da cita esta semana en la estación alpina de Davos

Felipe VI encabezará una ímportante delegación con el objetivo de defender la imagen de España tras la crisis catalana

MARÍA TERESA BENÍTEZ DE LUGO
GINEBRAActualizado:

Inevitable cita para los dirIgentes mundiales desde hace casi medio siglo, las reuniones del Foro Económico Mundial comienzan esta semana en Davos (Suiza) donde está previsto que acudan más de setenta líderes mundiales y unos tres mil participantes. Por primera vez, un Rey de España participará en este encuentro que tendrá por lema «Crear un futuro compartido en un mundo fragmentado ».

Felipe VI encabezará una ímportante delegación con el objetivo de defender la imagen de España tras la crisis catalana. Los organizadores de este evento han ofrecido garantías a la Casa Real de que el Rey tendrá a su disposición la sala principal del centro de conferencias para una intervención en solitario, al igual que otros mandatarios.

En el programa de reuniones, la intervención de Felipe VI se titula  España y Europa, presente y futuro». La presentación de la intervención del Rey correrá a cargo del ex primer ministro de noruega Borge Brende, uno de los dirigentes del Foro Económico Mundial, y está prevista para el 24 de enero por la mañana.

Según fuentes diplomáticas, se espera que la conferencia que impartirá Felipe VI tratará no solo sobre la defensa de la imagen de España, tras la crisis catalana, sino que también confirmará las aspiraciones españolas dentro de la construcción de una nueva Unión Europea tras la salida del Reino Unido, prevista el 29 de marzo de 2019.

El Rey estará acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y por el ministro de Economía, Luis de Guindos. La delegación política estará reforzada por representantes del Banco de Santander, Ana Patricia Botín, y del BBVA, Francisco González. También acudirán el presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, de Iberdrola, Ignacio Galán y de El Corte Inglés, Dimas Gimeno.

Esta martes por la mañana ha comenzado el desfile de dignatarios, con la intervención del primer ministro indio, Narendra Modi, el cual será clausurado el próximo viernes 26 de enero con la esperada venida del líder estadounidense Donald Trump, hostil a este tipo de manifestaciones, que se espera pueda viajar a Suiza tras el acuerdo conseguido ayer en Washington para reabrir la administración federal estadounidense.

Donal Trump, que criticó duramente al Foro Económico Mundial durante su campaña presidencial, estará obligado a compartir protagonismo con varias decenas de líderes políticos, empresarios, académicos, artistas o personalidades sobresalientes de la sociedad civil que, rodeados de fuertes medidas de seguridad, contribuirán en los debates previstos en la agenda de reuniones.

Entre los políticos de primer plano que participaran en la presente edición se encuentra el presidente francés, Emmanuel Macron, la cancillera alemana, Angela Merkel, la primera ministra británica,Theresa May y el jefe de gobierno italiano, Paolo Gentiloni. África estará representada por el sucesor de Robert Mugabe en Zimbabue, Emmerson Mnangagwa y America Latina por el brasileño Michel Temer o el dirigente argentino Mauricio Macri.

Numerosos intelectuales participarán en estos cuatro días de encuentros. Entre ellos, el escritor israelita, Yuval Noah Harari, autor de «Sapiens», y el psícologo canadiense Steven Pinker. También estarán presentes la ganadora del premio Nobel de la paz Malala Yousafzai, la famosa actriz australiana Cate Blanchet y la estrella de la canción británica, Elton John.

Creado en 1971 por el profesor de economía de origen alemán Klaus Schwab, El Foro Económico Mundial se ha convertido en una plataforma internacional de intercambio de ideas y de contactos entre empresarios y dirigentes políticos, la principal cita de principios de año para la élite del planeta.

Aunque probablemente los participantes no tendrán tiempo de esquiar, durante su estancia en esta estación alpina, la nieve tampoco ha faltado a esta cita. Desde ayer nieva abundantemente en las montañas de Davos y un espeso manto blanco podría perturbar la llegada de los participantes ya sea por las carreteras de acceso a la estación o por el aire.