El elefante está en otra habitación

«El sistema financiero está dando síntomas de fatiga regulatoria, pero las autoridades parecen decididas a alargar la carrera de fondo para reducir el número de participantes»

Actualizado:

De entre las recomendaciones que se hacen a la banca para superar sus desafíos, la más irónica es quizás la de «avanzar en el aprovechamiento de las nuevas tecnologías». Es obvio que es el futuro, pero el terreno de juego para competir no puede ser más desigual.

Entre el año 2007 y el 2017, mientras las entidades financieras trataban de salir de la crisis, que sigue pesando como plomo en las alas, la industria tecnológica volaba como un reactor. Para buscar una dirección, un conductor tenía que desplegar un mapa en el coche, pero en solo dos años los vehículos disponían de un GPS, fácil de reprogramar en caso de ir en dirección equivocada.

Netflix pasó de ser valorada

Carlos BaladoCarlos Balado