Fotolia

Dropshipping, una nueva forma de emprender a través de internet

Este nuevo negocio es una forma de que el consumidor pueda comprar a través de internet y que el vendedor, a través de su plataforma, le compre los productos al mayorista solo cuando el cliente los reclame

MadridActualizado:

Cada vez es más frecuente que las compras se realicen a través de internet. La mayoría de tiendas tienen el denominado «compra por internet» que, en ocasiones, ofrece descuentos exclusivos. En otras ocasiones, la compra se realiza a través de grandes plataformas online como son Amazon o Ebay. Por ello, quizá, para un emprendedor sería más cómodo, útil y barato crear su propia tienda online sin la necesidad de pagar el alquiler de un local o los impuestos obligatorios por tener una tienda física.

Ahora, en un mundo donde todo se mueve vía online, es muy fácil crear una propia tienda desde casa. El dropshipping, la nueva forma de vender por internet, ha llegado para quedarse. Este nuevo negocio, donde el dueño de la tienda online hace de intermediario entre los mayoristas y el cliente, es una forma de que el consumidor pueda comprar a través de internet y que el vendedor, a través de su plataforma, le compre los productos al mayorista solo cuando el cliente los reclame. Así, el vendedor no tiene en stock los productos y no necesita un almacen para acumular los artículos ni compra productos sin saber si al final los va a vender o no. «Solo compras cuando vendes», asegura a ABC Rodrigo Martínez, experto en comercio electrónico e instructor de Udemy,

Asimismo, el vendedor no necesita tener un inventario, pero si necesita «identificar, contactar y convencer a potenciales proveedores de tu producto para que trabajen contigo». Para ello, se aconseja crear un plan de marketing digital y publicidad que refleje una estrategia para llegar a los potenciales consumidores. Asimismo, es necesidario acordar los términos y condiciones de la venta y distribución del producto.

Pero, entonces, ¿Cuál es el beneficio del vendedor? El dueño de la tienda «compra el producto al mayorista por 10 euros y este se lo vende al consumidor por 29 euros», ejemplariza Martínez. Es por ello por lo que el vendedor tiene contacto directo con el fabricante.

Los tiempos de espera, asimismo, varían dependiendo del proveedor que distribuya el producto. Dependiendo del lugar donde se encuentre, puede tener un plazo de entrega más o menos limitado. En la actualidad, según este experto, hay distribuidores de este tipo de comercio en China, Europa y Estados Unidos por lo que dependiendo del lugar tardará un tiempo u otro. «La desventaja de este comercio es que, si por ejemplo, el proveedor es chino, los tiempos de entrega serán más lentos», asegúra.

Como es lógico, como en cualquier tienda online, hay que pagar los gastos de envío. En este tipo de empresas se pueden pagar estos gastos de dos formas diferentes. Una de ellas es que el producto ya lleve incorporado en el precio los gastos o que, por el contrario, al precio del producto haya que añadirle un suplemento que cubra el envio. «Esto depende de la tienda que tengas», explica Martínez.

La forma de montar estas tiendas es una de las ventajas de este tipo de comercio, aunque eso no significa que no haya que trabajárselo. Y es que puede conllevar más trabajo que uno de oficina. Según Martínez, es fundamental para que este tipo de negocio funcione que haya una buena atención al cliente. Aunque Martínez asegura que esta actividad laboral se puede compaginar con cualquier otro empleo ya que se puede realizar desde casa. Pero, como se trata de un negocio por el que se gana dinero, sí hay que tener en cuenta qué tipo de trabajador se es o qué impuestos hay que pagar por realizar esta actividad, algo que varía dependiendo del territorio en el que se quiera emprender.

A pesar de todas estas facilidades, lo cierto es que «no te harás rico de la noche a la mañana». Por ello, Martínez recomienda hacer una investigación de mercado que determine si el producto que ofreces tienen demanda. «La mayoría de las personas venden artículos generales, como electrónica de consumo sin saber que es uno de los nichos menos recomendables para comenzar con dropshipping», apunta.