El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi
El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi - REUTERS

Draghi asegura que la última reforma laboral española ha impulsado la creación de empleo

El presidente del BCE ha señalado que el ejemplo de estas reformas debería animar a otros países a continuar con sus esfuerzos

EP
BRUSELASActualizado:

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha defendido este jueves que la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy ha sido "un factor de apoyo al crecimiento del empleo" desde su aprobación en el año 2012, a la vez que ha indicado que esto, junto con las medidas adoptadas por Portugal en su rescate, debería animar a otros países con altas tasas de desempleo.

"La experiencia durante la crisis ha demostrado que las reformas pueden funcionar. Se estima que las reformas adoptadas por Portugal bajo su programa de ajuste han reducido tres puntos la tasa de desempleo entre 2011 y 2014. Igualmente, la reforma laboral española de 2012 ha sido un factor de apoyo al crecimiento del empleo desde entonces", ha expresado en su discurso en el Brussels Economic Forum.

El banquero italiano ha señalado que esto debería animar a otros países a continuar con sus esfuerzos, en particular a aquellos donde las altas tasas de desempleo existen desde hace "tanto tiempo que se ha permitido que se convierta en una norma social".

No obstante, Draghi ha señalado que el "reto" no es sólo que la población desempleada encuentre un puesto de trabajo, sino también aumentar la población activa. En este sentido, ha señalado que mientras que muchos países de la Eurozona tienen tasas de actividad "relativamente bajas" y que existen incluso diferencias de 15 puntos porcentuales entre Estado miembros.

Durante su intervención, el presidente del BCE ha explicado que, junto con la reducción de las tasas de desempleo, el otro reto para incrementar el crecimiento potencial es la "difícil" tarea de aumentar la productividad. "Los indicadores de investigación y desarrollo sugieren que la Eurozona se está retrasando en términos de capacidad de innovación, particularmente en el sector servicios", ha apostillado.

Para ello, ha instado a completar el mercado único para eliminar las "barreras estructurales" a la difusión del conocimiento en Europea, a crear condiciones para que las compañías más productivas se puedan expandir rápidamente y atraer recursos y apostar por una mejora del capital humano.

Por otro lado, Draghi ha recordado que el objetivo del BCE es conseguir una inflación de la zona euro cercana y por debajo al 2%, pero ha subrayado que "la política monetaria no existe en el vacío", y ha reiterado la necesidad de que los socios del euro pongan en marcha reformas estructurales para apoyar la política del banco central.

"Hay muchas razones comprensibles para retrasar las reformas estructurales, pero hay pocas económicas. El coste del retraso es, llanamente, demasiado alto", ha advertido el banquero italiano.