La discriminación salarial de las mujeres en España dobla a la de la Unión Europea

Madrid. Agencias
Actualizado:

La discriminación salarial de las mujeres españolas casi dobla a la de la Unión Europa. Así, una trabajadora de nuestro país cobra un 28 por ciento menos que sus compañeros varones realizando el mismo trabajo, mientras que en Europa la diferencia de salarios por un trabajo similar o equivalente es de un 15 por ciento, según informó hoy el director de la Organización Internacional del Trabajo enEspaña (OIT), Juan Hunt.

El informe elaborado por la OIT asegura que la discriminación sigue siendo un problema común en el lugar de trabajo. Así apunta que el 33 por ciento de las diferencias salariales entre hombres ymujeres que realizan el mismo trabajo se debe a discriminación por razones de género.

No obstante y en relación a España, Hunt destacó que en los últimos siete años se ha apreciado una mejora en el sector femenino y la media anual de crecimiento de empleo ha sido de un 6, 2 por ciento, casi el doble que la masculina, que ha registrado una media anual de un 3, 34 por ciento.

En el informe se explica que las formas más flagrantes de discriminación han disminuido, pero otras muchas siguen existiendo y han adquirido nuevas formas menos visibles. Así por ejemplo, indica,  el efecto combinado de la migración, la redefinición de los límites nacionales, los crecientes problemas económicos y las desigualdades"han exacerbado ciertos problemas como la xenofobia y la discriminación racial y religiosa".

La Organización Internacional del Trabajo asegura que recientemente han surgido nueva formas de discriminación por discapacidad, VIH/SIDA, edad u orientación sexual "que se han convertido en una causa de preocupación"

Desde la OIT se llama la atención sobre el hecho de que la discriminación empuja a menudo a las personas con salarios bajos a la economía sumergida, quedando atrapadas en peores empleos, y siendo más frecuente esta situación entre las mujeres que entre los varones.

El informe expone además que la disminución genera una red de pobreza, trabajo infantil, trabajo forzoso y exclusión social, por lo que Hunt recalcó que su eliminación es indispensable para adoptarcualquier estrategia encaminada a reducir la pobreza.