La temperatura ideal para calentar un hogar sin pasar frío ni tampoco desperdiciar energía es de 21 grados
La temperatura ideal para calentar un hogar sin pasar frío ni tampoco desperdiciar energía es de 21 grados - FOTOLIA

Diez trucos para mantener la casa caliente y no pasar frío durante este invierno

Los expertos recomiendan aislar bien la vivienda y optimizar al máximo el rendimiento del sistema de calefacción.

Actualizado:

El invierno está a la vuelta de la esquina. La estación más fría del año empieza el próximo viernes con previsiones de temperaturas moderadas y más lluvias de lo normal para la época. En los hogares españoles ya se recurre de forma mayoritaria al encendido de la calefacción para evitar pasar frío y para que no se disparen las facturas de gas y electricidad, los expertos recomiendan aislar bien la vivienda y optimizar al máximo el rendimiento del sistema de calefacción. En esta línea, recopilamos trucos para mantener la casa caliente durante este invierno y que no se produzcan escapes de energía:

1. Aísla bien tu vivienda y las ventanas. Los expertos de Brico Privé aconsejan aislar bien los muros para luchar contra las pérdidas de calor. También es importante sellar bien las ventanas o comprarlas de calidad, ya que los sistemas eficientes pueden reducir hasta un 70% las pérdidas energéticas del hogar. Por ejemplo, las ventanas con rotura de puente térmico contienen material aislante entre la parte interna y externa del marco. También resultan útiles las mejoras en el aislamiento como colocar una capa de tres centímetros de corcho, fibra de vidrio o poliuretano, según se recoge en la Guía Práctica de la Energía de IDAE.

2. Revisar las tuberías de agua y gas. Si están expuestas a las bajas temperaturas del exterior o pasan por piezas de la casa que no poseen calefacción corren el peligro de congelarse y estallar. Por esta razón, antes de prender el sistema de calefacción de tu casa, asegúrate de revisarlo y repararlo si es necesario, recuerdan desde Brico Privé.

3. Mantener la casa a 21 grados. En IDAE creen que lo adecuado es mantener la casa a 21 grados, ya que es la temperatura considerada como necesaria para calentar un hogar sin pasar frío ni tampoco desperdiciar energía. Conviene recordar que cada grado adicional de la calefacción supone un gasto extra de 35 euros anuales. Además, se aconseja apagar el termostato por la noche y volver a encenderlo por la mañana una vez que se ha ventilado la casa.

4. No «tender» ropa en los radiadores. Si se dificulta la salida del aire caliente con muebles cercanos o ropa húmeda encima, el consumo será mayor y por tanto, también aumentará la cantidad a pagar en la factura. La ropa, mejor en el tendedero o en una secadora de alta eficiencia energética.

5. Zonificar el calor por habitaciones. Para evitar desperdiciar energía y dinero se debe zonificar la calefacción en cada habitación en base al criterio de si está ocupada o no. Desde Loxone, empresa tecnológica focalizada en la industria de la Smart Home, aconsejan los sistemas que operan de forma automática en base a los hábitos de los residentes en la vivienda por los horarios o la detección de personas presentes en cada espacio.

6. Cambiar de compañía de luz y/o de gas. En la web de ahorro kelisto.es ofrecen una herramienta para comparar ofertas de las diferentes empresas suministradoras con el fin de ahorrar hasta 66 euros en la factura del gas. Si no nos convence nuestra actual comercializadora, basta con comunicar el cambio a la nueva compañía, que se encargará de todos los trámites necesarios.

7. Optar por sistemas alternativos. En el blog de Voltio Energía aconsejan un sistema alternativo para no pasar frío a la vez que se controla el gasto: la bomba de calor. Los expertos de esta comercializadora para pymes recuerdan que estas máquinas consumen electricidad para trasladar el calor, pero no lo generan y tampoco emiten dióxido de carbono a la atmósfera.

8. Utilizar energías limpias y aprovechar la luz solar. El carbón, el gasoil y la electricidad para calentar una casa suspenden en eficiencia, según aseguran desde el portal inmobiliario pisos.com. El gas natural es «la mejor opción como fuente de energía», al igual que otras renovables ccomo la biomasa o la geotermia. También conviene aprovechar la luz del sol y dejar las cortinas y persianas abiertas durante el día para que entre la luz y cerrarlas cuando llegue la noche para evitar que pase el aire frío.

9. La decoración es tu aliada. Alfombras, cortinas y persianas ayudan a aislar la casa y a mantener el calor. Además, en el blog de Voltio Energía apuestan por las tarimas flotantes, moquetasy la inversión en ventanas dobles y con madera de calidad.

10. Bono social térmico. Los hogares considerados como vulnerables podrán soliciatar a partir del año que viene el bono social térmico con una ayuda mínima de 25 euros. Los usuarios que podrán acceder al bono térmico serán aquellos que tengan asignado el bono social eléctrico a fecha del 31 de diciembre del año anterior al pago