El precio antiguo con el que se compara el rebajado debe ser el menor del último mes - EP

Diez consejos para evitar engaños durante el periodo de rebajas

Los productos deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes y su calidad no puede ser diferente

Actualizado:

El periodo oficial y generalizado de rebajas comenzó el pasado lunes en una campaña en la que el comercio prevé incrementar sus ventas entre el 3 y el 5% y en la que se esperan descuentos menos agresivos que en otras ocasiones. Para evitar engaños y propiciar su aprovechamiento, desglosamos los diferentes consejos a tener en cuenta:

1. Hacer listas para frenar las compras compulsivas. La asociación de consumidores OCU indica que es importante realizar una lista para comprar lo que se necesita y evitar consumir de forma compulsiva. Establecer un presupuesto cerrado también ayuda a no gastar de más y a repartir mejor el dinero destinado a esas compras.

2. Conocer la normativa. Los productos deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes y su calidad no puede ser diferente a la que tenían antes de estar rebajados, tal y como establece la Ley del Comercio Minorista. Además, para que se considere un periodo como rebajas, los descuentos deben aplicarse, al menos, al 50% de los artículos que los comerciantes tengan a la venta y estar claramente separados e identificados de aquellos que no tengan descuentos.

3. Cuidado con los precios. El precio antiguo con el que se compara el rebajado debe ser el menor del último mes. Algunos comercios hacen trampa y suben los precios para bajarlos después, tal y como comprobaron en el comparador Idealo durante el verano pasado. Por ello, hay que comprobar que se indica de forma clara el precio original junto al porcentaje de descuento.

4. Tener en cuenta las franjas horarias. Cuando hay mucha gente en las tiendas se suele comprar de forma más impulsiva. Escoger unos buenos horarios de compra nos puede ayudar a mirar bien toda la gama de productos y pensar bien, indica Neus Soler, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC.

5. Mismas garantías. Desde la OCU destacan que el servicio posventa y la aplicación de las garantías son iguales durante las rebajas que en el resto del año. La normativa indica que los productos en rebajas tienen también una garantía de dos años. El cumplimiento de la garantía se exige al establecimiento que vendió el artículo, salvo que sea imposible dirigirse a él, en cuyo caso se tendría que solicitar a la propia marca, puntualizan en reclamador.es.

6. Sin defectos ni taras. Aquellos artículos rebajados por presentar defectos no se consideran una venta en periodo de rebajas, advierten los expertos de reclamador.es. Por ello, los productos a la venta en rebajas deben estar en perfecto estado y cumplir con los estándares fijados de calidad.

7. Condiciones para las devoluciones y medios de pago. En algunos comercios se establecen unas condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas y esto legal. No obstante, las condiciones deben estar en un lugar visible para el consumidor, si no, no serán aplicables.

8. Derecho de desistimiento por compras online. Ante una compra a distancia, por ejemplo a través de internet, el consumidor tiene derecho a al desistimiento en cualquier época del año, también en rebajas. Esto es, el equivalente a la devolución del artículo en una tienda física, señalan en los expertos de reclamador.es. Por tanto, el usuario podrá devolver su compra en un plazo máximo de 14 días naturales desde que la recibe; y el vendedor tendrá la obligación de devolver el dinero pagado.

9. Guardar el tique de compra. El comprobante de pago es nuestra garantía de compra para reclamar solicitar un cambio, una devolución o un reembolso. Además, si el artículo está defectuoso, el comerciante está obligado a cambiarlo, tal y como recuerda Soler.

10. Encontrar chollos. A pesar de que en esta campaña no se podrán encontrar tantos chollos como en las anteriores, conviene comparar precios de productos entre las principales plaformas de internet. Para encontrar los mejores precios también conviene entrar en las páginas web y redes sociales de las marcas para ver sus comunicaciones y elegir qué productos nos interesan antes hacer la compra en un establecimiento físico.