Sede de Bankia, en Madrid
Sede de Bankia, en Madrid - EFE

La desconsolidación de City National Bank de Florida lastra los beneficios de Bankia un 14,5%

La entidad gana 731 millones de euros hasta septiembre, y achaca la ralentización a la depreciación de los bonos de la Sareb, al descenso de los tipos de interés y al fin de las cláusulas suelo

Actualizado:

Bankia ha ganado 731 millones de euros hasta septiembre, un 14,5% menos, debido al efecto de la desconsolidación de City National Bank de Florida, vendido en octubre de 2015, así como a la depreciación de los bonos de la Sareb y al descenso de los tipos de interés.

Igualmente, el beneficio se ha visto afectado por la retirada hace un año de las cláusulas suelo, según ha explicado la entidad en un hecho relevante remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en el que ha explicado que sin el efecto de la venta de City National Bank de Florida, el beneficio habría caído un 9,9%.

Según las cuentas publicadas este miércoles por la entidad, durante los nueve primeros meses del año, la tasa de morosidad se ha reducido al 9,5%, desde el 10,8% de finales de 2015, en tanto que el ratio de capital de máxima calidad CET 1 ha subido al 13,24%.

Bankia ha detallado que, por el contrario, la evolución del beneficio trimestre a trimestre durante 2016 ha ido «de menos a más», y que entre julio y septiembre ha subido el 2,2%, hasta 250 millones.

Según las cuentas de la entidad, hasta septiembre, Bankia ha reducido en casi 2.000 millones el saldo de activos dudosos y el volumen de adjudicados, en tanto que la tasa de morosidad ha caído al 9,5%, frente al 10,8% de finales de 2015.

En cuanto a los activos adjudicados, el saldo neto se redujo en 205 millones, hasta situarse en 2.484 millones, según ha explicado Bankia, que ha precisado que más del 80% de los activos adjudicados en balance corresponden a vivienda terminada.

«Cómoda posición de liquidez»

De la misma manera, el ratio de capital de máxima calidad CET 1 ha subido al 13,24% según las cuentas de Bankia, que ha precisado que su «cómoda posición de liquidez» y el cambio en la estructura del balance ha permitido reducir significativamente la dependencia de la financiación del Banco Central Europeo (BCE).

De esta manera, solo permanecen en balance las aportaciones del TLTRO (Targeted Longer-Term Refinancing Operations), vinculadas a la concesión de nueva financiación para consumo y pymes, dos de los ejes prioritarios de Bankia.

En este sentido, el crédito a la clientela neto ha alcanzado los 106.028 millones, y tal y como ha precisado la entidad, se ha mantenido el «dinamismo» en consumo y en financiación de autónomos y pymes.

El stock de crédito al consumo subió en el último año un 14,9 %, mientras que el de empresas lo hizo en casi un 1 %. Los recursos de clientes crecieron en 1.724 millones, mientras que los depósitos lo hicieron en 1.020 millones, hasta 98.010 millones.

Por su parte, el margen bruto alcanzó los 2.460 millones, un 18,8 % menos, y el margen neto, 1.288 millones, el 27,4% menos.

Caída por comisiones

En cuanto a las comisiones, la cuenta de resultados sigue reflejando el efecto de la retirada en enero de todas las comisiones a los clientes que tienen sus ingresos domiciliados en Bankia.

En los nueve primeros meses del año, este hecho aportó 611 millones, un 13,8% menos.

Por último, Bankia ha explicado que la mejora continuada en la calidad del balance del banco, con descensos tanto en la línea de créditos dudosos como en la de activos adjudicados, ha permitido reducir la factura de provisiones, que es en lo que va de año de 321 millones, un 47,5% menos. El beneficio de BFA, matriz de Bankia, alcanzó 542 millones, el 71,3% menos.