Empleados en los mostradores de Ryanair en el aeropuerto de Barajas, este lunes
Empleados en los mostradores de Ryanair en el aeropuerto de Barajas, este lunes - EFE

USO denuncia a Ryanair por esquirolaje en la segunda jornada de huelga

El sindicato acusa a la aerolínea de bajo coste de traer tripulación extranjera para «boicotear» las protestas de los tripulantes de cabina de este lunes

EFE Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La segunda jornada de paros de los tripulantes de cabina de Ryanair estuvo marcada por los retrasos y el uso documentado y denunciado de tripulaciones extranjeras traídas por la aerolínea para «boicotear» la huelga, como denunció ayer USO.

Al margen de los retrasos, la compañía de bajo coste canceló este lunes 9 vuelos de los 950 programados, y 1.600 pasajeros se vieron afectados por las protestas, según informó el sindicato.

Además, USO denunció este lunes ante la Guardia Civil y la Inspección de Trabajo el esquirolaje llevado a cabo por Ryanair, por supuestos incumplimientos de la legislación sobre huelgas por parte de la aerolínea de bajo coste en Tenerife Sur y Gerona.

En concreto, USO critica, entre otras actuaciones, que un vuelo entre Tenerife Sur y Barcelona «ha sido completado con una tripulación alemana» y que Ryanair ha modificado las bases de operaciones de los vuelos entre Tenerife y Liverpool para que los hiciera la tripulación de la ciudad británica. A este «boicoteo» de la compañía, en palabras del sindicato, se sumaron varios retrasos. El más grave, el de la ruta con Tenerife y Treviso, en Italia, que se demoró hasta sies horas.

Además, el sindicato censuró los servicios mínimos, que obligaron «a operar el 99% de los vuelos programados», como comunicó este lunes la secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO. «Hasta el comité de huelga está volando», aseguró.

El segundo día de huelga, en protesta por el cierre de cuatro bases de la «low cost» en Gran Canaria, Tenerife Sur, Lanzarote y Gerona, que provocará el despido de 512 empleados, comenzó este lunes con movilizaciones frente al ministerio de Trabajo. La próxima concentración del sindicato, que pretende forzar al Gobierno a tomar cartas en el asunto, será el viernes 6 de septiembre en el ministerio de Fomento.