Cómo negociar las vacaciones: qué debes saber como trabajador para pedirlas a tu empresa

Planificar el descanso con suficiente antelación puede evitar más de un conflicto

MADRIDActualizado:

En el peor de los casos llegan a ser un motivo de conflicto entre jefes y compañeros, o entre todo un equipo, y cuando no, causan ansiedad y estrés. Organizar las vacaciones en las empresas cuesta en ocasiones verdaderos quebraderos de cabeza. Son para muchos una gran preocupación. Varios expertos explican las bases legales para negociar y poner orden a la hora de distribuir este periodo de descanso.

Regulación: Las vacaciones están reguladas en el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores. Son anuales, retribuidas y no podrán ser sustituidas por una compensación económica. En ningún caso serán inferiores a 30 días naturales. Se pactan en convenio colectivo o contrato individual, y el periodo de disfrute se fijará de común acuerdo entre empresario y trabajador.

¿Con cuánto tiempo de antelación se deben organizar las vacaciones? «La ley prevé que los trabajadores tengan conocimiento de sus vacaciones, al menos, con dos meses de antelación a la fecha de disfrute para que haya tiempo de negociar con los compañeros o incluso impugnarlas ante la jurisdicción laboral», explica Sergio Herrero, abogado de Legálitas.

Existe un procedimiento especial para solucionar estos conflictos que se resuelve en 1 o 2 semanas

¿El trabajador tiene derecho a decidir 15 días de sus vacaciones? «Eso es una leyenda urbana», asegura Herrero. «Es una interpretación —continua— que se saca de diversos pronunciamientos judiciales que han resuelto el conflicto entre empresario y trabajador con decisiones salomónicas: el trabajador elige 15 días y el empresario otros 15». Sin embargo, «esa distribución de los días puede venir establecido por convenio», apunta Alberto Gavilán, director de RR.HH. de Adecco Staffing.

Si no se llega a un acuerdo se puede acudir a los tribunales. El abogado de Legálitas explica que existe una procedimiento especial, poco conocido, precisamente para solucionar estos casos. «En una o dos semanas se produce el juicio y se conoce la decisión del juez», asegura.

¿Si se ha trabajado de lunes a viernes y corresponde librar el sábado y domingo, las vacaciones empiezan a contar desde el lunes? Los días de libranza se pueden unir a las vacaciones, salvo que el convenio colectivo o pacto previo lo prohíba. Varios tribunales ya se han pronunciado sobre ello y dicen que el primer día de vacaciones coincide en domingo, éste no debe computarse porque tal día es de descanso ya ganado por los trabajadores por la actividad desarrollada durante la semana precedente.

¿Quién tiene preferencia para elegir? Si no hay acuerdo, hay criterios como la antigüedad, la edad o las cargas familiares que pueden favorecer a un trabajador para elegir el primero el turno de vacaciones. «Por ley no está regulado, aunque hay convenios y acuerdos de empresa que dan estas directrices generales, pero hay que tener cuidado que esos criterios no sean discriminatorios hacia nadie, porque todos los trabajadores tienen los mismo derechos», indica Herrero.

¿La empresa está obligada a contratar a más personal para que sus trabajadores no tengan sobrecarga cuando parte del equipo se marcha de vacaciones? No tiene ninguna obligación, pero, como apunta Gavilán, «los contratos de verano se hacen precisamente para que las empresas sigan con la misma producción mientras sus empleados están de vacaciones».

¿Algún consejo para la negociación? «Gestionar y planificar las vacaciones con suficiente antelación para que todo el mundo pueda poner alternativas encima de la mesa y se produzca una negociación más abierta», recomienda Gavilá. También arbitrar directrices en la empresa para prevenir los conflictos a la hora de organizar este descanso.

¿Qué ocurre si enfermamos estando de vacaciones y el médico nos da la baja? Las vacaciones se interrumpen. Al finalizar la incapacidad temporal, se retoma el disfrute de las vacaciones.