Controlar los pequeños gastos es fundamental para no convertirse en consumidor «hormiga»
Controlar los pequeños gastos es fundamental para no convertirse en consumidor «hormiga» - ADOBESTOCK

Cuidado con los gastos «hormiga» que se comen poco a poco tu presupuesto mensual

Recopilamos varios trucos que te ayudarán a llegar a fin de mes más desahogado y a vigilar las fugas pequeñas de dinero

T. S. V.
MADRIActualizado:

Los hogares españoles gastaron una media de 29.188 euros en 2017, según los últimos datos publicados por el INE. El mayor desembolso se dividió en tres grandes partidas: vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles; con un gasto medio de 8.774 euros, alimentos y bebidas no alcohólicas, al que dedicaron 4.108 euros y transporte, con un desembolso medio de 3.667 euros. En todas estas áreas entraron tantos los gastos fijos como las fugas pequeñas de dinero, conocidas como gastos «hormiga» que se comen progresivamente tu nómina sin que te dés cuenta. En esta línea, repasamos ocho estrategias de ahorro que te permitirán controlar el presupuesto familiar y que seas capaz de «fumigar» desembolsos «hormiga» como el picoteo en el trabajo, el tercer café de la mañana, el boleto de lotería que nunca toca, las compras por impulso en el súper o lo que pagas de más por no tener la tarifa de luz que más te conviene en casa, entre otros gastos que se pueden evitar.

1. El método del preahorro. Luis Pita, autor del libro «Ten peor coche que tu vecino», explicaba en una entrevista la importancia de realizar una transferencia a principio de mes destinada a una cuenta o producto de inversión de forma automática y sin intervenir en la operación. Pita defiende el método del preahorro de un 20% de media de nuestro salario porque evita que tengamos que «luchar contra la tentación de gastar» al ser «una forma de ahorrar automática».

2. No gastar de más en el súper. El lugar donde adquirimos los productos, aprovechar las promociones que merecen la pena y hacer una lista con lo que realmente necesitamos, entre otras medidas, pueden suponer un ahorro de hasta 930 euros anuales (77,5 euros mensuales), según el portal Kelisto.es. Por otro lado, la OCU destaca que elegir bien el supermercado donde hacemos la compra puede suponer un ahorro de 947 euros al año, según un estudio de la OCU realizado en 2018.

3. Comparar el precio por unidad. En el supermercado también conviene elegir bien qué envases adquirimos ya que el formato grande, familiar o ahorro no siempre es más barato. A veces ocurre justo lo contrario. La Organización de Consumidores OCU aconseja que antes de meter el producto en el carrito se compare su precio por unidad de medida (kilo, litro, por dosis, por rollo, etc), «que es un dato obligatorio» de cara a informar mejor al cliente.

4. Aprender de las familias numerosas: Los métodos de consumo y ahorro de estos hogares son dignos de análisis ya que un 49% de las familias numerosas no superan los 2.500 euros de ingresos mensuales y un 10% gana menos de 1.200 euros al mes. Una familia con cinco hijos relató a ABC que el presupuesto de su hogar está sometido a una rigurosa planificación que incluye el menú semanal, la supresión de todo tipo de caprichos, la compra de ropa solo en rebajas y la renuncia a gastos de ocio y a comer fuera de casa.

5. Controlar el gasto energético: Los expertos de Kelisto desgranan una serie de medidas para ahorrar hasta 500 euros anuales en los recibos de luz, calefacción y agua. Para conseguirlo, es necesario seguir algunos consejos como mantener una temperatura estable de 21 grados en invierno, instalar burletes en puertas y ventanas, usar de manera eficiente los electrodomésticos, ser responsable con el uso del agua y la cocina y evitar el apagado «stand-by».

6. Tarifas de discriminación horaria. Esta modalidad de contrato eléctrico casi siempre resulta ventajosa para cualquier tipo de hogar siempre y cuando la comercializadora no cobre la energía a un precio único fijado de forma previa. Este ahorro se potencia si se utilizan los electrodomésticos en los tramos en que la luz cuesta menos. La denominada tarifa DH incluye 14 horas diarias baratas (desde las 23 a las 12 horas del día siguiente en verano) y otras diez horas más caras (desde las 13 a las 22 horas de la noche).

7. Costes derivados del uso del coche. Un español medio debe desembolsar 1669 euros al año en gastos derivados del uso del coche, según un análisis de Fintonic. En este total se incluyen gastos de combustible, mantenimiento, seguro, aparcamiento y peajes. El precio sube si la compra del coche está sujeta a financiación, en ese caso el presupuesto ascendería a 4.069 euros. Para evitar gastos «hormiga» en este área, desde Autingo aconsejan realizar revisiones preventivas anuales y no saltarse las intervenciones recomendadas por los fabricantes. Cambiar los neumáticos a tiempo o ajustar el aire también ahorrará la mayor parte de las roturas.

8. Ahorro fiscal en el borrador. Para que la declaración de la Renta de este año salga a devolver o para pagar menos a Hacienda, conviene revisar bien las casillas relacionadas con el cambio en las situaciones personales, las rentas exentas o las deducciones estatales y autonómicas, entre otras. Aunque solo están obligados a realizar la declaración los contribuyentes que ingresen rentas del trabajo de más de 22.000 euros de un pagador o más de 12.643 euros de varios pagadores, a veces, sale a cuenta realizarla para acceder a diferentes beneficios fiscales