Visa y Mastercard seguirán controlando el negocio de los medios de pago, según Upite Consulting
Visa y Mastercard seguirán controlando el negocio de los medios de pago, según Upite Consulting - MAYA BALANYA

Una cuarta parte de las sucursales bancarias desaparecerán a lo largo de 2017, según un estudio

Los servicios digitales y la facilidad para realizar gestiones a través de Internet harán que los usuarios acudan cada vez menos a las oficinas

MADRIDActualizado:

Una cuarta parte de las sucursales españolas desaparecerán a lo largo de 2017, como consecuencia de las fusiones, la transformación digital de la banca, el estancamiento del crédito y el entorno de bajos tipos de interés, según la consultora Upite Consulting.

Los servicios digitales y la facilidad para realizar gestiones a través de Internet harán que los usuarios acudan cada vez menos a las sucursales, explica en un nota. Además, no se descarta la fusión de "algunos grandes bancos, de los históricos" en 2017, todo "dependerá del escenario político".

Visa y Mastercard seguirán controlando el negocio de los medios de pago, "principal generador de beneficios de la banca de personas", aunque cada vez existen menos barreras de entrada y ya han aparecido nuevos actores como Apple Pay, Amazon Pay o PayPal.

Las tarjetas de crédito convivirán en 2017 con las transacciones sin plástico y los pagos a través del móvil, que se irán imponiendo poco a poco. No obstante, la expansión de los pagos móviles no solo dependerá de los usuarios, sino también de los comercios y puntos de venta que tendrán que adaptarse a la tecnología necesaria para realizar estas transacciones.

Sin embargo, los bancos y los comercios continuarán ofreciendo financiación a través de las tarjetas de crédito para fidelizar a sus clientes. Además, los bancos buscarán captar las transacciones con tarjetas en los comercios y estos ofrecerán más de un datáfono al consumidor.

El socio de Upite Consulting Services, Ambrosio Arizu, cree que la banca deberá adaptarse a "los nuevos medios de pago, la digitalización de los bancos o las nuevas fusiones" para que la transformación no se convierta en una amenaza.