Fotolia

Los asalariados pierden 469 euros de poder adquisitivo en dos años

Adecco destaca en un informe las diferencias entre las comunidades en aspectos como el salario medio, el poder adquisitivo y la seguridad jurídica

MadridActualizado:

Los trabajadores en España cada vez están más satisfechos con las características que tienen sus empleos, así como con las oportunidades laborales que ofrece el mercado. Así, lo muestra el último estudio realizado por Adecco, que muestra cómo este grado de satisfacción ha aumentado hasta los 5,8 puntos, el más alto en nueve años. En el mismo, la empresa de recursos humanos compara el nivel en cada región en temas como las remuneraciones, la seguridad laboral, el poder de adquisición o la conflictividad.

De este modo, según se constata en el informe, Navarra es la mejor región donde trabajar, con una puntuación de 6,7 puntos. Es la primera vez que la Comunidad Foral, tras desbancar a Cantabria, la cual ha caído hasta la cuarta plaza, con 6,4 puntos. En la segunda posición se encuentra Baleares, con 6,6 puntos, mientras que el trío de cabeza lo cierra Madrid, con 6,5. Por su parte, las tres últimas plazas la ocupan Castilla-La Mancha, Canarias y Murcia, con 4,9, 5,1 y 5,2 puntos, respectivamente.

Respecto a los salarios, el trabajador en España ha tenido un incremento de un 0,6% respecto al año pasado, hasta llegar de media a los 1.646 euros. En concreto, doce han sido las comunidades donde se han aumentado los emolumentos a los empleados. Eso sí, solo cinco regiones están por encima de la media nacional: Madrid, que lidera con 1.945 euros, País Vasco (1.941), Navarra (1.785), Cataluña (1.747) y Asturias (1.672). Por contra, Extremadura (1.333 euros), Canarias (1.427) y Murcia (1.431) son las regiones donde el salario medio es menor.

Por otra parte, a pesar de la subida salarial en casi todas las regiones, Adecco señala que la capacidad adquisitiva de los ciudadanos con el salario que perciben es cada vez menor, ya los precios están experimentando un alza importante. En concreto, en el conjunto del país ha caído un 2,3% (469 euros menos al año) en los últimos dos años, mientras que en el mismo periodo de tiempo, solo dos comunidades de las 17 han incrementado su poder adquisitivo. Estas son Asturias (con 199 euros más al año) y Navarra (20 euros más al año).

En el extremo opuesto se encuentran siete comunidades cuyo deterioro adquisitivo superó los 500 euros al año. Estas son Murcia (843 euros menos al año), La Rioja (770), Andalucía (699), País Vasco (683), Madrid (561), Aragón (541) y Castilla-La Mancha (510).

Descenso de parados de larga duración

Respecto a la seguridad laboral (donde se mide el porcentaje de parados de larga duración, los que cobran prestación por desempleo, el tiempo de búsqueda de trabajo y los accidentes por cada 1.000 ocupados), el informe destaca los grandes avances que se han experimentado. 15 de las 17 regiones han mejorado sus registros, respecto hace un año, destacando Canarias (43,9%), Castilla-La Mancha (33,9%) y Aragón (24,1%). Solo Navarra (-14,4%) y La Rioja (-6,5%) han visto desmejorada su puntuación.

De este apartado, se recalca la caída del número de parados en general, pero sobre todo de los de larga duración, es decir, aquellos que llevan más de dos años desempleados. Desde marzo de 2016, la mayor parte de las personas que encuentran empleo son parados de larga duración. Así, en el último trimestre, el número de parados de larga duración se redujo en 318.400 personas, mientras que los de corta duración bajaron en 105.800 personas.

Además, en la reducción de la tasa desempleo, la proporción de parados en todas la comunidades ha descendido por decimoquinto mes consecutivos, algo que no ocurría desde hace al menos 50 años. Así, este que se encuadra dentro de la variable «oportunidades de empleo y desarrollo profesional» ha sido la que ha permitido que once regiones mejoren su registro en este sentido, siendo Cataluña y Baleares las líderes. En esta variable también se encuadra el número de empresas, el porcentaje de empleos cualificados y el de la subocupación horaria.

También han predominado las mejoras de puntuación en el apartado de conciliación laboral (que engloba los datos de ocupados a tiempo parcial, los que cursan estudios y los que trabajan desde casa), siendo doce las que incrementaron sus registros. Aun así, el informe resalta que justo las tres primeras regiones que encabezan esta tabla han tenido retrocesos en este apartado. Estas son la Comunidad Valenciana, Aragón y País Vasco.

Por último, el informe mide la conflictividad laboral en cada región (número de huelgas y participantes de huelgas por cada 10.000 ocupados). En este apartado, las regiones de mayor conflictividad son el País Vasco y Asturias, mientras que las que menos conflictividad registran son Extremadura, Baleares y Castilla-La Mancha.