Criteria invertirá 2.000 millones a medio plazo en la compra de un banco extranjero

ESTHER ARMORABARCELONA. La Caixa despejó ayer incógnitas respecto a sus planes de futuro inmediatos y avanzó que su «objetivo prioritario» es reforzar el negocio financiero con la compra de bancos en

Actualizado:

ESTHER ARMORA

BARCELONA. La Caixa despejó ayer incógnitas respecto a sus planes de futuro inmediatos y avanzó que su «objetivo prioritario» es reforzar el negocio financiero con la compra de bancos en el extranjero, aunque matizó que «eso no significa que se haga en detrimento de la cartera industrial».

Para alcanzar este objetivo, la primera caja española se servirá de su flamante cartera de participadas, Criteria Caixa Corp, que ultima preparativos para su salida a Bolsa. Su presidente, Ricardo Fornesa, confirmó ayer lo que el martes ya adelantaba este diario y es que el debut bursátil de la sociedad será en octubre. En concreto, según precisó, en los diez primeros días del mes.

La salida a Bolsa del 20% de Criteria «servirá para financiar la expansión internacional de La Caixa, en especial en el sector financiero», dijo Fornesa, quien tampoco descartó crecimientos en la cartera industrial y en «private equity» -capital riesgo-. «La Caixa quiere crecer y Criteria es el vehículo», afirmó el presidente.

Posible operación en 2008 Ricard Fornesa aseguró que no hay, por el momento, ninguna operación de compra en marcha, aunque sí concretó la inversión que tiene prevista la entidad para cada compra, que oscila entre los 500 y 2.000 millones de euros. Confirmó también que los mercados hacia los que apunta siguen siendo Europa del Este, Asia y EE. UU.. En este sentido, el director general de La Caixa, Juan Maria Nin, adelantó en «petit comité» que a medio plazo -quizás 2008-se prevé una inversión que podría rondar los 2.000 millones, aunque rehuyó dar más detalles. Respecto al ámbito de «private equity», Fornesa indicó que cada operación oscilará ente los 50 y 300 millones.

Otro de los propósitos que se ha fijado La Caixa es «equilibrar» su cartera de participadas y que ésta no sea replicable. En la actualidad, el 83% de la cartera es inversión industrial -con participaciones como el 5,5% de Telefónica, el 12,5% de Repsol, el 20,8% de Abertis y el 35,5% de Gas Natural- y el 17% restante es inversión financiera. La intención de la primera caja española es equilibrar esta cartera para que dentro de unos años tanto el negocio de servicios como el financiero se sitúe entre el 40 y 60%. Para ejecutar todas estas operaciones de compra, Criteria podrá recurrir a las ampliaciones de capital -hasta tener colocado el 49% del capital-o al endeudamiento. Respecto a este último punto, Nin aclaró que la capacidad de endeudamiento de la sociedad ha sido cifrada en el 10% de su valor a Bolsa, que podría ampliarse hasta el 20%. Con un valor activo a 30 de agosto de 25.252 millones de euros, Criteria se sitúa en un séptimo lugar en el Ibex-35.

Tal como adelantaba ayer este diario, La Caixa niega que la actual coyuntura de crisis pueda afectar al proyecto. Respecto al valor de salida a Bolsa, Fornesa indicó que «procuraremos que sea atractivo, aunque no podemos adelantarlo».