En una carta, su consejero delegado de Didi, Cheng Wei, ha reconocido unas pérdidas de 530 millones de euros
En una carta, su consejero delegado de Didi, Cheng Wei, ha reconocido unas pérdidas de 530 millones de euros - REUTERS

La crisis de Didi Chuxing, el «Uber chino»

La compañía líder china en el alquiler de vehículos a través de móvil, con más del 90% del mercado, asegura que si no eleva sus comisiones por viaje - situadas en el 19%- incurrirá en pérdidas este año

PekínActualizado:

La compañía de transporte Didi Chuxing, el considcerado como Uber chino, ha advertido de que sus operaciones serán «insostenibles» y podría incurrir en pérdidas a menos que incremente las comisiones que cobra a sus pasajeros por cada viaje, ha informado portal de noticias económicas «Caixin».

Siempre según este medio, en los últimos tres meses de 2018 la comisión media cobrada a los usuarios ha sido del 19% del precio total del trayecto cobrado a los usuarios, cifra 2 puntos porcentuales menor al coste medio de cada viaje para Didi. Los datos ofrecidos por la compañía muestran que unas 40 de cada 100 comisiones cobradas fueron mayores que el 25 % o menores que el 15%.

La firma no publica sus resultados financieros ya que no cotiza en bolsa, pero en una carta interna, su consejero delegado, Cheng Wei, ha reconocido unas pérdidas de unos 4.000 millones de yuanes (530 millones de euros) durante la primera mitad de 2018, principalmente debido a los gastos en incentivos para conductores y usuarios.

No obstante, algunos medios chinos han apuntado a que durante el ejercicio completo las pérdidas se han elevado a 10.900 millones de yuanes (1.448 millones de euros). Según Caixin, a finales de 2018 la valoración de Didi se situaría en unos 51.600 millones de dólares o 45.860 millones de euros, un 7,9% menos que un año antes.

Fusión bajo investigación

Didi se fusionó con la subsidiaria china de Uber en 2016 en una operación investigada por las autoridades chinas encargadas de la lucha contra los monopolios. Asimismo, la compañía líder en servicios de alquiler de vehículos vía teléfono móvil en China con más del 90% de la cuota de mercado, se ha visto en problemas debido a varios casos de agresiones sexuales y asesinatos de conductores de Didi a pasajeras, lo que provocó que el Gobierno le exigiera garantía en la seguridad de sus servicios.

Desde entonces, Didi ha anunciado medidas como un botón de emergencia en su aplicación o grabaciones de audio en los viajes. Pese a las dudas sobre su seguridad y sobre su posición financiera, la compañía continúa con su expansión internacional, que le ha llevado a países como Brasil y México, bajo la marca 99, y recientemente ha informado de su llegada a Colombia, donde ya busca conductores que se unan a la plataforma.