Parque eólico en Cádiz
Parque eólico en Cádiz - EFE

Así se creó la «burbuja» de las renovables

El Ministerio de Energía ha alertado a los pequeños ahorradores de invertir en las subastas de renovables

MadridActualizado:

El Gobierno teme que los pequeños ahorradores se lancen a invertir en la financiación de proyectos de energía renovable como si fuese un depósito bancario o un título de renta fija cuando en realidad entraña un riesgo mucho mayor. El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ha detectado que algunos promotores de estos proyectos -de los que no ha desvelado sus nombres- están publicitando la inversión en las subastas de potencia para esas nuevas instalaciones eólicas y fotovoltaicas casi como si tuviese una rentabilidad garantizada, cuando puede conllevar pérdidas, y ha puesto sobreaviso a los particulares.

«No es un producto para pequeños ahorradores, sino para inversores que conocen bien el mercado eléctrico y su regulación», advirtió ayer el ministro del ramo , Álvaro Nadal. El Ejecutivo pretende evitar situaciones como la producida hace poco más de diez años, cuando miles de ciudadanos perdieron su inversión en energías renovables.

¿Es cierto que el Gobierno animó en 2004 a que los ciudadanos invirtieran en energías renovables?

Así es. Tanto en 2004 como en 2007 el Gobierno promovió, a través de sendos reales decretos, la inversión privada de ciudadanos y pequeñas empresas en energías renovables, especialmente en la incipiente tecnología fotovoltaica.

¿Cuántos pequeños inversores respondieron a esta llamada?

Más de 100.000 pequeños inversores participaron en el desarrollo de la energía fotovoltaica atraídos por una elevada rentabilidad que superaba los dos dígitos.

¿Por qué se produjo una «burbuja» en este sector?

La gran rentabilidad de estas inversiones en un momento donde la construcción se había desplomado y los intereses de los bancos estaba cayendo hizo que surgieran cientos de proyectos fotovoltaicos, creándose una «burbuja» con unos elevados costes para el sector eléctrico. ¿Qué es la rentabilidad razonable que fijó el Gobierno en 2014?

Los desajustes del sistema y el déficit de tarifa alcanzaron cifras alarmantes (30.000 millones de euros), por lo que el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó una dura reforma del sector hace tres años que supuso un recorte de 1.700 millones de euros de las primas que recibían las renovables. Además, estableció para estas instalaciones una rentabilidad razonable del 7,5%. Anteriormente se inventó un impuesto del 7% a la producción de electricidad.

¿Cómo afectaron estas medidas a los pequeños inversores?

Para la mayoría de ellos fue una auténtica catástrofe, ya que se han visto perjudicados por diversas cuestiones: por un lado, obtendrán una rentabilidad muy inferior a la prometida en su día, incluyendo el nuevo impuesto; por otro, han de hacer frente a los créditos bancarios solicitados entonces para invertir en estos proyectos. Muchos de ellos se han visto obligados a renegociar las condiciones de esos créditos.