Juan Manuel Serrano, presidente de Correos
Juan Manuel Serrano, presidente de Correos - CORREOS

Correos dará servicios bancarios y de Hacienda en sus 2.396 oficinas

La empresa pública anuncia que ya negocia con «varios bancos» tras concluir su acuerdo de exclusividad con Deutsche Bank en 2017, y abre las puertas a su expansión internacional con la vista puesta en el resto de la Península y el Sudeste Asiático

ABC
MadridActualizado:

El Grupo Correos ha anunciado que ya negocia «con varios bancos» para prestar servicios bancarios en sus casi 2.400 oficinas repartidas por todo el territorio nacional. Una estrategia de ampliación de sus servicios no postales que será impulsada, especialmente, en zonas rurales donde ya se están sintiendo las consecuencias del cierre de sucursales bancarias. En paralelo, la empresa pública ha dado el pistoletazo de salida a su expansión internacional hacia el resto de la Península Ibérica y el Sudeste Asiático. Además la fima pública tiene pensado este año que cualquier paquete que tenga por destino la Península Ibérica se reciba en menos de 24 horas.

Al respecto, el presidente de Correos Juan Manuel Serrano ha apuntado durante un desayuno informativo que «mientras la banca está retirando su capacidad, sus oficinas, en Correos ocurre al revés, y busca ampliar los servicios que ofrece a sus ciudadanos». Serrano ha añadido que «varios bancos» ya están hablando con la empresa pública para que esta pueda gestionar determinados servicios como la gestión de efectos, firmas o de cuantas corrientes, entre otros. Se volvería a un uso que ya venía ejerciendo Correos en exclusividad con Deutsche Bank , acuerdo que rompió en 2017.

En esta ocasión, desde la dirección de Correos no se apuesta por acuerdos de exclusividad y vendría a ampliar el existente servicio «Correos Cash», que sólo permite ingresar o enviar dinero y que se presta para los clientes de Evo Bank, Triodos Bank y Mediolanum. Serrano ha añadido que «todo lo que quieran realizar las adminsitraciones públicas o las empresas privadas lo podemos asumir». Como ejemplo de lo anterior, ha recordado su colaboración con la DGT a la hora de distribuir los distintivos medioambientales en las oficinas de Correos.

Expansión internacional

No ha sido la única novedad, ya que en el horizonte inmediato del operador público, este acaba de abrir una etapa de expansión internacional con el ersto de la Península Ibérica como horizonte y el Sudeste Asiático. El objetivo no es otro que la mejora de los ingreso para lograr mayor rentabilidad para la compañía vinculada al grupo público Sepi. Al respecto, Serrano ha justificado su apuesta por el Sudeste Asiático al tratarse de «uno de los principales puntos de origen de la paquetería a nivel mundial con un volumen cada vez mayor». En este sentido, el presidente de Correos ha anunciado la creación de una Comisión de Negocio Internacional.

En un plano más próximo, en Correos, han apostado por incrementar la eficiencia de su red de oficinas para entregar un paquete a cualquier punto de la Península Ibérica en menos de 24 horas. «Correos debe ser un servicio útil para los ciudadanos, pero también para las empresas españolas», ha apuntado el máximo responsable del operador público quien quiere que se le vea como un aliado estratégico para la internacionalización de las pymes y el crecimiento de su negocio online.

Entre los planes para 2019 se encuentra un nuevo centro logístico, el «Proyecto Rampa 7», para la mejora de la eficiencia en la gestión de mercancías y paquetería en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid- Barajas. En este sentido, la firma ha informado que las obras comenzarán a mediados de 2019 y, con el objetivo de que esté funcionando a finales de 2020.

Un 10% más de facturación

La compañía prevé que se alcance en pocos años el objetivo de rentabilidad, tras los resultados del año pasado y las previsiones de cara al próximo. En concreto, la previsión es que la cifra de negocio de Correos ascienda hasta los 1.966,14 millones de euros, lo que supone un incremento del 10% respecto a 2018 cuando facturó 1.784 millones de euros. En este sentido, se estima que la contraprestación por el Servicio Postal Universal (SPU) represente el 7,6% de la facturación de este ejercicio recién inaugurado.

Desde la compañía, han considerado que las previsiones para este año se sitúan en un «clima de paz social» que han atribuido al acuerdo firmado con los sindicatos Comisiones Obreras, UGT, CSIF y Sindicato Libre en diciembre del año psado.