Corbacho destaca la «valentía» del Gobierno al querer reformar las pensiones

EP | MADRID
Actualizado:

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho destacó hoy la "valentía" mostrada por el Gobierno al realizar una propuesta, la de elevar la edad de jubilación desde los 65 a los 67 años, que puede considerarse "poco cómoda o impopular", sobre todo si se tiene en cuenta que ahora mismo y hasta 2023 no se prevén problemas para la Seguridad Social.

"Desde el punto de vista de comodidad del Gobierno, si no tienes problemas hoy con la Seguridad Social, si puedes pagar las pensiones, si tienes superávit después de pagarlo todo y si además tienes un buen Fondo de Reserva, lo más cómodo es no anticiparse a hacer planteamientos que popularmente no serán bien recibidos. Pero los gobiernos estamos para tomar medidas y adelantarse al futuro", aseguró Corbacho.

El ministro, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, insistió en que el Gobierno ha tenido la "valentía" de fijar posición en el debate sobre el futuro de las pensiones, y añadió que, de no haberlo hecho, "se le criticaría" por no haberse pronunciado.

Corbacho subrayó que, con su propuesta, el Ejecutivo no persigue "meter miedo" a la sociedad española, como se ha dicho desde CC.OO. , sino "asumir su responsabilidad" para con las futuras generaciones de pensionistas españoles.

Así, manifestó que, si no hacen reformas, los problemas para la Seguridad Social no empezarán hasta 2023 o hasta 2030 en caso de que se echara mano del Fondo de Reserva de las pensiones. Por lo tanto, dijo, hay tiempo para desarrollar este debate y buscar el máximo consenso posible.

"No estamos delante de una situación que nos obligue a resolver esto de una manera rápida y urgente", señaló Corbacho, que en todo caso indicó que, de aprobarse la medida, el retraso de la edad de jubilación empezaría a aplicarse a partir de 2013 de manera gradual.

Corbacho recordó que el Ejecutino no ha presentado un decreto-ley, sino una propuesta que irá ahora al Pacto de Toledo, de donde saldrán las recomendaciones finales para la reforma del sistema de la Seguridad Social. Asimismo, el ministro subrayó que la idea de subir la edad de jubilación ordinaria es un debate que está ahora mismo en toda Europa, pues todos los informes apuntan a que los países se irán envejeciendo y que tendrán que adoptar reformas en los próximos años.

En Alemania y Holanda, recordó, se ha tomado la determinación de elevar la jubilación a los 67 años y en Francia también se ha abierto el debate sobre el tema.