Carlos Slim, centro, es el máximo accionista del grupo constructor junto a la presidenta de la compañía, Esther Koplowitz (dcha) y Alicia Koplowitz (izda)
Carlos Slim, centro, es el máximo accionista del grupo constructor junto a la presidenta de la compañía, Esther Koplowitz (dcha) y Alicia Koplowitz (izda) - REUTERS

FCC construirá en Escocia una nueva planta de residuos por un montante de 400 millones

El grupo constructor del que es su mayor accionista Carlos Slim reforzará así la presencia que tiene con su división de servicios medioambientales en el país, a pesar de las incertidumbres relacionadas con el Brexit

MadridActualizado:

FCC ha anunciado que va a levantar una nueva planta de generación de energía a partir del tratamiento de residuos en Reino Unido, un proyecto situado en Escocia y estimado en unos 400 millones de euros.

El grupo controlado por Carlos Slim reforzará así la presencia que tiene con su división de servicios medioambientales en el país a pesar de las incertidumbres relacionadas con el proceso de 'Brexit'. La nueva planta de residuos de FCC en Reino Unido será fruto del plan que el grupo ha planteado a las autoridades locales para sustituir su actual vertedero de North Lanarkshire, en Escocia.

En virtud del plan, la compañía ha propuesto levantar una planta de generación de energía a partir del tratamiento de residuos en la localidad escocesa de Drumgray, que recibirá y gestionará los que hasta ahora se destinan al actual vertedero.

300.000 toneladas de residuos

La instalación será capaz de tratar unas 300.000 toneladas de residuos domésticos y comerciales al año, cuyo tratamiento generará 25,5 megavatios de electricidad. La planta se suma a las seis que FCC ya gestiona en el país y al proyecto que se adjudicó recientemente para también construir la que será una de las mayores plantas de valorización de resíduos de Europa, que se levantará en Lostock, al Noroeste de Inglaterra.

Se trata de un proyecto que acometerá con el fondo danés Copenhagen Infrastructure Partners (CIP) estimado en 560 millones de euros (480 millones de libras).

A pesar de las incertidumbres derivadas del proceso de Brexit, FCC Environment, ha mantenido su estrategia de «fortalecer» su posición como propietario y gestor de este tipo de instalaciones en Reino Unido, tal como el director general de esta filial del grupo, Paul Taylor, indicó con ocasión de la adjudicación de la referida planta de Lostock.

FCC refuerza su negocio de servicios británico mientras aborda la reestructuración de la filial de servicios medioambientales para dotarla de mejor gestión e independencia, y en tanto continúa su expansión por Estados Unidos, donde ya tiene sendas plantas de este tipo en Dallas y Houston.