El Consejo de Ministros obliga a Carceller a dejar el consejo de Cepsa

J. G. N./
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

MADRID. Demetrio Carceller, presidente de la compañía petrolera canaria Disa, tendrá que dejar el consejo de administración de Cepsa, según las condiciones impuestas por el Consejo de Ministros a la compra de las gasolineras de Shell por parte de Disa.

Carceller es en estos momentos uno de los consejeros más antiguos de Cepsa, pues está en su consejo desde noviembre de 1989.

El Consejo de Ministros, siguiendo «fielmente» el dictamen del Tribunal de Defensa de la Competencia, autoriza la operación con cuatro condiciones: durante cinco años no se podrá establecer la presencia cruzada de miembros del consejo de administración en los grupos Disa y Cepsa; Disa no podrá incrementar en cinco años el número de sus estaciones de servicio en Canarias; Disa tendrá que desarrollar una bandera propia para sus gasolineras en Canarias; y se dispone la vigilancia de los precios de venta al público en las gasolineras de Disa por el Servicio de Defensa de la Competencia.

Hay que recordar que Disa se hizo sorprendentemente con las gasolineras de Shell en España, operación en la que partían como favoritas Repsol YPF, Cepsa y la portuguesa Galp.

Con las 338 gasolineras -70 en Canarias- adquiridas, Disa asciende al cuarto puesto del sector. La operación, que incluía la compra del 5% de Shell en CLH, estaba valorada en 400 millones de euros.