Villar Mir y Hans Bubeck, director general de EnBW, explicaron ayer su oferta al presidente del Principado, Álvarez Areces. Efe

El consejo de Hidrocantábrico rechaza la OPA de Villar Mir y espera ofertas de EDP y RWE

La tercera OPA que se presenta sobre Hidrocantábrico en sólo siete meses cuenta con pocas posibilidades de salir adelante, salvo que Villar Mir y el grupo alemán EnBW suban su oferta de 19 euros por acción. El consejo de la eléctrica asturiana rechazó por segunda vez esta OPA y espera que antes del 6 de febrero otros grupos extranjeros, como EDP y RWE, presenten contraofertas.

MADRID. Javier González
Actualizado:

El consejo de administración de Hidrocantábrico rechazó ayer de nuevo la OPA presentada por Ferroatlántica, del grupo Villar Mir, lo que deja las puertas abiertas a que en el plazo legal de 15 días se presente una contra-OPA sobre la eléctrica asturiana o que el propio Villar Mir junto con la alemana EnBW mejore su oferta.

En cualquier caso, la «guerra» por el control de Hidrocantábrico sigue abierta. Su presidente, Óscar Fanjul, se reunió a las seis de la tarde en Oviedo con sus consejeros. La decisión de rechazar la OPA de Ferroatlántica estaba tan clara que incluso antes de que acabara el consejo ya existía un borrador de comunicado oficial en ese sentido. Además, los consejeros que regresaban a Madrid tenían en su bolsillo un billete para el avión de las nueve de la noche.

La postura del consejo se recogía en un comunicado en el que se manifestaba «oficialmente en contra de la oferta de Ferroatlántica porque, además de ser meramente parcial, no refleja ni el valor fundamental ni el valor estratégico de la compañía. En consecuencia, recomienda su no aceptación». El consejo, además, «expresa su convencimiento de que dicho valor, que se ve claramente reforzado con la reestructuración en curso del sector eléctrico, será adecuadamente reconocido».

OPINIÓN UNÁNIME DEL CONSEJO

El consejo de Hidrocantábrico está formado por cuatro representantes de Cajastur, dos de los grupos Masaveu, Carceller y TXU Europe y seis independientes. La compañía belga Electrabel, el segundo mayor accionista de la eléctrica, no está en el consejo desde que la CNMV abrió una investigación en julio pasado sobre una posible operación concertada con TXU en la compra de un paquete del 15 por ciento de Hidrocantábrico.

Según pudo saber este periódico, la opinión unánime del consejo, incluida la del único representante de TXU presente, fue la de rechazar la oferta de Villar Mir.

COTIZACIÓN AL ALZA

El consejo hizo especial hincapié en el precio ofrecido por Ferroatlántica (19 euros), que consideran «ridículo», por cuanto ayer cerró a 22,95 euros (+2,68 por ciento).

Cabe destacar que, al término de la reunión, los consejeros fueron informados sobre el interés que podían tener dos grupos extranjeros por esta compañía asturiana. Sobre uno de ellos, RWE, ya se conoce desde hace meses los contactos que han existido entre ese grupo alemán y los bancos de negocios que trabajan, por encargo del presidente Óscar Fanjul, para buscar un socio a la compañía.

La otra empresa que podría estar preparando otra oferta sobre Hidrocantábrico es la portuguesa Electridade de Portugal (EDP), que la semana pasada hizo oficial la ruptura de la alianza que mantiene con Iberdrola y que incluye un intercambio accionarial y de consejeros. Por ejemplo, el consejero delegado de Iberdrola, Javier Herrero, es consejero de EDP. La ruptura se debe a que el Gobierno portugués no se ve con buenos ojos la presencia de Endesa, originada por su fusión con Iberdrola.

OFERTAS HASTA EL DÍA 6

Tanto RWE como EDP, así como cualquier otro grupo interesado, tiene de plazo hasta el 6 de febrero para presentar una contra-OPA que mejore los 19 euros ofrecidos por Ferroatlántica.

Esta oferta presenta una cuestión legal sobre la que tendrá que decidir el Ministerio de Economía. Ello se debe a la presencia del grupo alemán EnBW, cuyo 25 por ciento ha sido adquirido por la multinacional pública francesa EDF. Aunque esta operación está pendiente de aprobación por las autoridades de Bruselas, la entrada de una empresa pública en el capital de una eléctrica española (con un 3 por ciento o más) necesita la autorización del Consejo de Ministros.

CAJASTUR Y ELECTRABEL

Por otra parte, fuentes de Electrabel negaron ayer la existencia de un preacuerdo con Cajastur para mejorar la oferta del grupo Villar Mir. Ese supuesto acuerdo se antoja difícil, por cuanto Electrabel no está presente en ningún órgano de Hidrocantábrico. Las mismas fuentes rechazaron también las especulaciones que apuntan a que el grupo belga aumente su participación.