Manuel Manrique, presidente de la constructora Sacyr
Manuel Manrique, presidente de la constructora Sacyr - EFE

El consejo de Sacyr expulsa al díscolo Moreno Carretero

La constructora alega que ha «incumplido sus deberes legales y estatutarios con la compañía» tras intentar limitar el mandato de Manuel Manrique

MadridActualizado:

Sacyr zanja por la vía rápida. La constructora ha expulsado del consejo al díscolo José Moreno Carretero por «incumplir sus deberes legales y estatutarios» con la compañía. La medida, propuesta por el consejo y aprobada este mismo jueves en la junta de accionistas del grupo, se ha llevado a cabo tras obtener distintos informes de las comisiones de auditoría y nombramientos de la empresa que apoyaban la acción.

El desencuentro entre Moreno Carretero y el resto del consejo viene de largo, pero se hizo insostenible el pasado 20 de abril, cuando el constructor votó en contra del informe de remuneraciones del consejo de administración de la compañía. ¿La razón? Según el accionista, era que Manuel Manrique, y el expresidente y consejero José Manuel Loureda no indicaban la retribución que reciben como consejeros de Repsol, empresa participada de Sacyr.

La división se hizo patente las semanas siguientes. Moreno Carretero abogó en mayo por implantar la figura de un consejero delegado«joven» que asumiera gran parte de las funciones del presidente cuando este alcanzara los 65 años. Algo que se producirá el año que viene. También inistió en otorgar más «transparencia» a las relaciones entre consejeros y las retribuciones que estos perciben por alcanzar determinados objetivos. Además, pidió que estas propuestas se votaran en la junta.

La tensión se ha ido recrudeciendo en los últimos días, hasta el punto de que Moreno Carretero denunció a la empresa por un reglamento aprobado el 26 de abril que dejaba en manos del consejo cualquier compraventa de acciones que llevara a cabo los consejeros de la compañía. Una norma que, en la práctica, le impedía aumentar su poder de cara a la junta.

Era previsible que esta situación estallara en la junta de accionistas celebrada este jueves, y así ha sido. No solo se han rechazado las propuestas de Moreno Carretero, sino que se le ha expulsado del consejo de la constructora. «En el caso de un consejero existe un deber específico de anteponer el interés social al interés personal» ha señalado Manrique durante su intervención, en la que también ha acusado al constructor de perjudicar a la acción con su pulso e incumplir sus deberes legales y estatutarios.

Beta Asociados, empresa de Moreno Carretero, ha respondido escasos minutos más tarde calificando de «vergonzoso» el cese, añadiendo que con esta medida se crea el «primer mártir empresarial» y se demuestra la «falta de independencia del consejo». Asimismo, ha señalado que en esta decisión «no ha habido ni abogados ni alegaciones».

Tras el cese del constructor, que podría llevar aparejado incluso una reponsabilidad social contra Beta, el consejo de Sacyr reduce el número de consejeros hasta los trece.

Además de zanjar las luchas internas, la junta de Sacyr aprobó las cuentas anuales y dos aumentos de capital social por importe de 18 millones de euros, mediante la emisión de nuevas acciones ordinarias de un euro de valor nominal cada una, sin prima de emisión para hacer frente al pago de dos dividendos flexibles del mismo valor.

En este sentido, el presidente de Sacyr aseguró en la Junta que restaurar la política de dividendo de forma sistemática «no será un sueño de verano»