La zona noble de los aeropuertos españoles
Entresijos de la T4: la sala Premium - abc

La zona noble de los aeropuertos españoles

A la espera del vuelo, hay lugares donde disfrutar del más alto confort y diferenciarse de la masiva clase turista

madrid Actualizado:

Las compañías aéreas cuidan especialmente a sus mejores clientes. Estos pasajeros, que viajan en la zona cara de los aviones, gozan de privilegiados (y costosos) lugares en los aeropuertos donde disfrutar del más alto confort, y diferenciarlos, de esta manera, de la masiva clase turista.

El aeropuerto de Barajas es visitado cada año por más de 50 millones de personas, pero muy pocos conocen la existencia de la sala Premium, un lugar para que los clientes VIP disfruten de las mayores comodidades. Está ubicado en la Terminal 4.

Gente selecta del mundo del deporte, artistas o grandes empresarios —recientemente el multimillonario del juego Sheldon Adelson, a cuenta del objeto de deseo patrio llamado Eurovegas— son los clientes habituales de esta sala secreta, a la que se puede acceder a partir de 210 euros.

El amplio y confortable lugar cuenta con una sala de reuniones, sala de descanso, televisión, prensa diaria, bufet libre o hidromasaje. Un ambiente de exclusividad e intimidad en el que sobrellevar, por ejemplo, las largas estancias consecuencia de retrasos, cancelaciones o huelgas. Además, incluye los servicios de parking privado, check-in express, facturación del equipaje o traslado en coche hasta el avión.

En Barcelona

«Haga lo que quiera con su tiempo en las elegantes y amplias salas VIP del Aeropuerto de Barcelona», reza el texto de su página web. En este aeropuerto se pueden encontrar 4.000 metros cuadrados donde «relajarse y desconectar». Así, el visitante podrá disfrutar de su tiempo en la sala Canudas y la sala Salvador Dalí en la Terminal T2, y de las salas Miró, Pau Casals y Colomer en la nueva Terminal T1.

Este lugar cuenta con un área de trabajo con salas de reuniones perfectamente equipadas, área de descanso donde ver la televisión en confortables sofás, así como sala de fumadores, prensa y un servicio de restauración.