Raúl Doblado

La compra de entradas para espectáculos, un mercado cada vez más digital

Según un análisis de Telecoming, esta rama casi ha duplicado su facturación en cuatro años, hasta los 1.412 millones de euros

MadridActualizado:

El comercio electrónico se asienta con fuerza en España, hasta tal punto que 7 de cada 10 internautas compran ya vía online, según los datos de IAB. En total, unos 19,4 millones de españoles de entre 16 a 65 años. Aun así, hay categorías que triunfan más que otras. Es el caso de las entradas de espectáculos artísticos, deportivos y recreativos que en cuatro años ha pasado de facturar 768 millones de euros a conseguir 1.412 millones, según el análisis realizado por Telecoming, compañía especializada en Direct Carrier Billing ( comprar cargando los gastos a la factura de la compañía operadora del móvil). Además, prevé que en 2019 la facturación llegue hasta los 1.663 millones de euros.

En concreto, el 68% de los que compraron por internet en 2018 adquirieron al menos en una ocasión una entrada para un espectáculo artístico, deportivo y recreativo. Unos datos positivos que aun así están rodeados por la polémica de sus precios. Según los datos del INE, las entradas en su globalidad fueron en 2018 un 0,3% más caras que el año anterior (que también registró una subida del 0,7%), a pesar de que en julio de 2017 entrara en vigor la bajada del IVA cultural del 21 al 10%. El objetivo de este descenso impositivo no era otro que abaratar los precios de estas entradas, pero de momento no ha cumplido su propósito. Eso sí, en el caso de conciertos, cines y teatros, los precios en 2018 bajaron un 0,6%.

Por sus precios no era de extrañar que la afluencia a conciertos de música popular cayera de 2008 a 2017 un 25% en España, aunque la recaudación creció en un 60%. Para Telecoming, esta industria llegará a facturar 373 millones de euros en 2018, un crecimiento del 13%.

La compra por móvil crece

Entre los dispositivos que se utilizan para comprar, el ordenador sigue siendo la opción favorita de los consumidores, con el 87%. Pero poco a poco el teléfono móvil va ganando mayor cuota y ya son el 45% de los clientes los que han comprado mediante este dispositivo en 2018, según IAB. En ese sentido, una de las opciones que va ganando peso es la compra mediante el Direct Carrier Billing, con el que se puede adquirir tanto contenidos digitales, como entradas e incluso billetes de transporte y párking. La llegada de la nueva directiva de pagos móviles (PSD2) ha permitido aumentar las opciones de pago mediante el móvil.

De este modo, según Telecoming, la facturación del Direct Carrier Billing en 2018 fue de 256 millones de euros. Roberto Monge, COO de Telecoming «los contenidos digitales son el principal motor de los ingresos de direct carrier billing. Sin embargo, sectores como el ticketing online se presentan con un gran potencial de crecimiento de cara a los próximos meses. Es un sector en el que el DCB supone una verdadera alternativa entre los usuarios que buscan soluciones simples, rápidas y seguras para comprar sus entradas, a través del móvil».